Dormir con ropa de calle te está quitando días de vida

Dormir con ropa de calle te está quitando días de vida

Carol Álvarez

Quedarnos dormidos con ropa de calle hace que nos sintamos un poco sucios a la mañana siguiente. Aunque muchos no caigan en la cuenta, la ropa está repleta de suciedad y podría hacernos enfermar si dormimos con ella puesta.

A menos que estemos las 24 horas del día, los 7 días de la semana en un ambiente estéril, la ropa irá acumulando gérmenes a lo largo del día. Eso es cierto incluso parecen limpios y no están en un ambiente rico en gérmenes, como un hospital o una consulta médica. Una vez que esos gérmenes o bacterias (pueden incluir microbios como Salmonella, E. coli y Staphylococcus) se adhieren a la tela, probablemente se quedarán durante un tiempo. Es decir, unos 90 días en algodón y más de 200 días en poliéster. Y de ahí, pueden ir a la piel directamente.

Una vez que eso sucede, existe la posibilidad de que puedan infectarte y enfermarte, sobre todo si usamos la ropa durante largos períodos, como al dormir. También pueden transferirse a las sábanas y multiplicarse, convirtiendo la cama en un pozo negro lleno de gérmenes. El riesgo de infección es mayor si tenemos un sistema inmunitario débil, pero cualquiera puede enfermarse por dormir con ropa sucia. Y nada de sacudir la ropa sucia, ya que puede crear un ambiente cargado de gérmenes transmisores de enfermedades.

Las enfermedades infecciosas no son la única preocupación aquí. Si tenemos alergias estacionales, el polen que se adhiere a la ropa al estar en la calle y puede desencadenar los síntomas, interrumpir el sueño o dejarnos sofocados y congestionados por la mañana. Es la razón por la cual los expertos en alergias siempre recomiendan quitarse la ropa de la calle y ducharse tan pronto como lleguemos cuando el nivel de polen sea alto.

hombre durmiendo con ropa de calle

Pijama limpio siempre

Lo mejor que podemos hacer es cambiarnos la ropa de calle por una ropa limpia para dormir (o sin ropa, si lo preferimos). Y no hay que esperar a la noche para hacerlo. Se recomienda quitarnos la ropa sucia cuanto antes lleguemos a casa.

También es una buena idea lavar la ropa antes de volver a ponérnosla, para no volver a exponernos a los gérmenes persistentes la próxima vez. Si no tenemos gafas de quitarnos la ropa antes de dormir (imagina que llegamos después de una buena fiesta), se recomienda al menos descontaminar la cama a la mañana siguiente lavando las sábanas.

Tirarnos en la cama con la ropa de calle puede aumentar la exposición a los gérmenes que causan enfermedades y hacernos enfermar. Y si tenemos alergias, es muy probable que notemos que los síntomas se intensifican mientras intentamos dormir. Así que una vez entendidas las desventajas, es probable que no merezca la pena volver a acostarnos sin ponernos el pijama limpio.

¡Sé el primero en comentar!