¿Es malo ducharse varias veces al día?

La práctica de determinados deportes obliga muchas veces a ducharnos con demasiada frecuencia. Lo mismo ocurre con ciertas rutinas, deportivas o no, que nos obligan a ponernos en remojo más de una vez al día. Ducharse reiteradamente, ¿es perjudicial?

No solamente el entrenamiento físico puede hacer que nos duchemos un par de veces en el día. Con la llegada del calor, es habitual lavarnos para reducir el sudor y disminuir la temperatura. Sin embargo, este hábito veraniego podría no ser el más adecuado para la piel.

Aun así, hay que tener en cuenta el tipo de piel y la climatología. Por ejemplo, la piel puede estar más seca en el invierno, en cuyo caso demasiadas duchas pueden provocar una sequedad extrema. Sin embargo, es posible que una ducha todos los días en verano no afecte negativamente.

Efectos en la piel

Existen dos principales efectos dañinos en la piel de ducharse varias veces en el día. Por un lado, la piel puede secarse. Ducharse varias veces al día (o las personas con piel muy seca o sensible, incluso una vez al día) puede aumentar el riesgo de piel seca y con picazón. La combinación de agua caliente y jabones fuertes puede despojar a la piel de sus aceites naturales. Si la sequedad se vuelve lo suficientemente severa, la piel puede comenzar a agrietarse, lo que facilita que las bacterias penetren en la barrera de la piel y causen una infección.

Además, aumenta el riesgo de enfermedades de la piel. Usar demasiado jabón (especialmente del tipo resistente y antibacteriano) puede alterar el equilibrio normal de las bacterias buenas que viven en la superficie de la piel. Eso podría aumentar potencialmente el riesgo de ciertas enfermedades de la piel. Un equilibrio de bacterias en nuestra piel es importante para que la dermis sirva como una barrera sólida. Al lavar y disminuir los mecanismos de defensa naturales, en realidad podemos hacer más daño que bien.

Si el trabajo, deporte, entrenamientos o rutina nos obliga a usar la ducha con mucha frecuencia, que no cunda el pánico. Lo que realmente incide en la sequedad de la piel es el abuso de ciertos jabones. Por ello, si tienes que hacerlo más de una vez al día, utiliza geles neutros especialmente indicados para el cuidado del pH. Además, es muy aconsejable que utilicemos producto una única vez. Por ejemplo, si mañana debemos ducharnos tres veces, utilizaremos jabón solo una, y el resto las haremos solo con agua.

niña que le gusta ducharse mucho

Desperdicio de agua

También vale la pena señalar que ducharse más de lo necesario para mantenerse limpio desperdicia agua: alrededor de 64 litros por ducha de ocho minutos. Recordemos que una ducha media usa alrededor de 113 litros.

Sin embargo, hay ocasiones en las que es necesario enjuagarse con agua, más allá de estar limpios. Por ejemplo, si nos bañamos en la playa o en la piscina, usar la ducha es muy conveniente para elimina restos de cloro o sal marina. No obstante, se recomienda hacerlo sin jabón. Es importante que, junto al cuerpo, aclaremos también el cabello. Después de este primer enjuague podremos usar jabón y champú para limpiar en profundidad.

¡Sé el primero en comentar!