Parir por cesárea no tiene peores riesgos que el parto natural

Muchas futuras mamás se plantean cómo será el nacimiento de su hijo, y si tendrán la suerte de hacer un parto natural. Lo cierto es que las cesáreas planificadas no representan una amenaza mayor que los partos vaginales para la madre o el bebé, según un estudio.

La mayoría de los médicos tienden a realizar el procedimiento de cesárea solo si se considera la opción más segura porque conlleva varios riesgos. Pero los investigadores canadienses ahora han desafiado las afirmaciones, descubriendo que incluso puede ser mejor para las futuras madres y sus bebés.

Los científicos de la Universidad de Ottawa analizaron los registros de 422.000 nacimientos, incluidos 2.000 en los que las mujeres embarazadas optaron por someterse a una cesárea. Contaron cuántos ingresaron en cuidados intensivos y compararon las tasas de muerte entre los dos grupos.

La cesárea da una sensación de mejor atención

Los resultados mostraron que las mujeres que optaron por someterse a una cesárea no se enfrentaron a un mayor riesgo e insinuaron que las futuras madres y sus bebés podrían incluso estar mejor. Alrededor de 250.000 bebés nacen en España cada año, siendo 47.188 por cesáreas.

Los médicos dicen que el parto natural es procedimiento común «muy seguro», pero conlleva riesgos de cirugía estándar, como coágulos de sangre e infecciones. Las cesáreas se realizan normalmente por motivos médicos, como que los bebés están en la posición incorrecta o la madre sufre preeclampsia. Por esta razón, es difícil comparar diferentes métodos de parto porque las mujeres ya tienen un mayor riesgo.
Hay mujeres, a las que se les suele decir que están demasiado presionadas para empujar, optan por pasar por el quirófano por razones no médicas.

Los expertos dicen que las futuras madres pueden optar por cesáreas debido a la percepción de que recibirán una mejor atención, mejorando los resultados tanto para ellas como para su bebé. Esto es a pesar de que los beneficios del parto vaginal son muy conocidos, incluida la no necesidad de recuperarse de una cirugía y un microbioma mejorado para el bebé.

bebé que ha nacido por cesárea

El parto natural puede tener el doble de riesgo

Los investigadores dirigidos por el Dr. Yanfang Guo, que también forma parte del Grupo de Investigación del Hospital de Ottawa, verificaron los registros oficiales de nacimiento en Ontario, Canadá, durante los siete años hasta 2018. El equipo marcó cuántos fueron partos vaginales y «cesárea por solicitud de la madre».

Entre las futuras madres, comprobaron cuántas sufrieron desgarros en el recto o el útero, procedimientos quirúrgicos imprevistos o que requirieron transfusiones de sangre. Y entre los bebés buscaron eventos adversos como trauma, muerte y problemas de frecuencia cardíaca.

Hubo 18.336 (4,4%) eventos adversos entre las mujeres embarazadas que optaron por el parto vaginal, en comparación con 37 (2%) en las que se sometieron a cesáreas. En el caso de los bebés que nacieron por vía vaginal, hubo 17.899 (4,3%) eventos adversos, mientras que en el grupo de cesárea hubo 34 (1,9%).

Los resultados sugirieron que las mujeres que tenían una cesárea tenían un 50% menos de probabilidades de sufrir malos resultados. Pero los científicos advirtieron que se necesita más investigación porque esta cifra se basa en un tamaño de muestra muy pequeño.

Añadieron que las mujeres pueden preferir la cesárea por muchas razones, incluida la conveniencia de programar el parto, la ansiedad con respecto al dolor de parir, la percepción de que la calidad de la atención obstétrica es mejor para las mujeres que tienen cesáreas y las preocupaciones sobre la posible incontinencia urinaria y disfunción sexual después del parto vaginal.

¡Sé el primero en comentar!