¿Por qué tenemos la cara roja al hacer deporte?

¿Por qué tenemos la cara roja al hacer deporte?

Carol Álvarez

No hay nada como la sensación de estar acalorado y sudoroso después de terminar un entrenamiento. Sin embargo, tener la cara roja no es algo de lo que muchos presuman. Para algunas personas puede crear vergüenza al ir al gimnasio, pero lo cierto es que a todos les sucede en mayor o menos medida.

Para asegurarnos de que nunca tengamos que decir que no a la clase de spinning o una carrera por nuestras pistas favoritas, es interesante conocer el por qué aparece ese tono escarlata en la piel después del entrenamiento.

Ensanchamiento de los capilares

Tener una cara roja después de hacer ejercicio es una respuesta totalmente normal a la actividad física. A medida que nos calentamos, todo el mundo sabe que sudamos para refrescarnos, pero nuestros cuerpos también experimentan cambios vasculares debido al aumento del flujo sanguíneo. Algunos de estos son el rubor o enrojecimiento de la cara. El rubor que ocurre después del ejercicio se debe a la vasodilatación de los vasos sanguíneos superficiales en la piel del rostro.

Este enrojecimiento cutáneo ocurre en algunas personas después de hacer ejercicio porque tienen más capilares. La sangre se bombea más rápido para maximizar la ingesta de oxígeno, por lo que los capilares se ensanchan para permitir que pase más oxígeno a los músculos activos mientras empujan el calor a la superficie para evitar el sobrecalentamiento.

Todos nos sonrojamos cuando hacemos ejercicio, pero es más evidente en las personas de tez clara, ya que el pigmento de la piel en los tonos de piel más oscuros a veces puede enmascarar un enrojecimiento más leve. Incluso, algunas personas también genéticamente tienen una red más robusta de diminutos vasos sanguíneos que alimentan sus capilares, lo que hace que el enrojecimiento sea más pronunciado.

personas haciendo deporte con la cara roja

¿Se puede evitar?

Aunque tener la cara roja durante el ejercicio no se puede evitar por completo, es posible adoptar medidas para tratar de reducir el enrojecimiento. Para empezar, intentaremos hacer ejercicio en un ambiente fresco y usar ropa holgada y de colores claros.

Si somos alguien que ya experimenta un aumento en el rubor, lo último que debemos hacer es beber alcohol antes de hacer ejercicio. El consumo de alcohol dilata los vasos sanguíneos, aumentando el riego sanguíneo y el enrojecimiento del rostro. También se recomienda limitar las comidas picantes, la cafeína, el chocolate y la exposición al sol porque todos causan inflamación y hacen que los capilares se vean más pronunciados.

También nos podemos aplicar una toallita húmeda y fría en la cara después de hacer ejercicio para aliviar la tirantez alrededor de la piel. Seguidamente se recomienda usar gel hidratante para que ayude a refrescar la tez y calmar la inflamación. Si el enrojecimiento facial realmente no cede, también podemos usar un poco de crema de hidrocortisona para tratar la inflamación; solo tenga cuidado con la cantidad que aplica, ya que es un esteroide tópico.

¡Sé el primero en comentar!