Las canas podrían ser reversibles si son causadas por estrés

Es normal que el paso de los años hagan que nuestro cabello pierda su color natural. La aparición de las canas es algo temido en hombres y mujeres, sobre todo cuando están relacionadas con el estrés y aparecen antes de tiempo.

Por suerte, un reciente estudio asegura que este tipo de canas podría desaparecer en cuanto mejoremos el ritmo de vida y las situaciones estresantes. Los científicos de Nueva York descubrieron que cuando las personas con canas evitaban el estrés, el crecimiento de cabello nuevo se acercaba más a su color natural.

¿Reducir el estrés podría mejorar la apariencia?

El equipo de investigación cogió de muestra pelos de las cabezas de los voluntarios y creó un método de imágenes que detecta el pigmento en todo el cabello, desde la base hasta la punta. Los cambios inducidos por el estrés en las mitocondrias, la fuente de energía de cada célula humana, provocan cambios en cientos de proteínas en el cabello, lo que provoca el encanecimiento.

Los autores dicen que comprender los mecanismos que permiten que las canas viejas vuelvan a sus estados pigmentados jóvenes podría proporcionar nuevas pistas sobre la flexibilidad del envejecimiento humano en general y cómo está influenciado por el estrés. «Nuestros datos se suman a un creciente cuerpo de evidencia que demuestra que el envejecimiento humano no es un proceso biológico fijo y lineal, sino que puede, al menos en parte, detenerse o incluso revertirse temporalmente«.

Los investigadores anotaron que reducir el estrés no hará que tu cabello tenga un color normal si eres muy joven o muy viejo. “No creemos que reducir el estrés en una persona de 70 años que ha estado canosa durante años oscurezca su cabello o que aumentar la tensión en una niña de 10 años sea suficiente para inclinar su cabello por encima del umbral de las canas», dijo uno de los autores.

mujer con canas en el pelo

Las canas que ya han nacido no se pueden eliminar

El cabello comienza a crecer en la parte inferior de un folículo piloso, la estructura en forma de túnel en la epidermis, la capa externa de la piel. Cuando somos jóvenes, nuestro cabello se tiñe con los pigmentos producidos por las células del folículo piloso conocidas como melanocitos. Conforme envejecemos, los melanocitos se vuelven gradualmente menos activos, por lo que se produce menos pigmento, el color se desvanece y, en su lugar, crecen las canas.

«Cuando los pelos todavía están debajo de la piel como folículos, están sujetos a la influencia de las hormonas del estrés y otras cosas que suceden en nuestra mente y cuerpo«, dijo el autor. «Una vez que los pelos crecen fuera del cuero cabelludo, se endurecen y cristalizan permanentemente estas exposiciones en una forma estable«. Sin embargo, el cabello que ya ha salido del folículo no cambia de color.

Si usamos los ojos para mirar un cabello, parecerá que es del mismo color en todo el cuerpo, a menos que haya una transición importante. Pero bajo un escáner de alta resolución, se ven pequeñas y sutiles variaciones de color, y eso es lo que estuvieron midiendo.

Los resultados se compararon con el contenido de un diario de estrés completado por cada voluntario. Se pidió a las personas que revisaran sus calendarios y calificaran el nivel de estrés de cada semana en el diario. Cuando los cabellos se alinearon con los diarios de estrés, se revelaron vínculos entre el estrés y el encanecimiento del cabello.

Se demostró que algunas canas recuperan naturalmente su color original con el alivio del estrés. «Hubo una persona que se fue de vacaciones, y cinco cabellos de la cabeza de esa persona volvieron a oscurecerse durante las vacaciones, sincronizados en el tiempo«, dijeron los científicos.

¡Sé el primero en comentar!