Esto es lo que esconden las cafeteras de los hoteles

Esto es lo que esconden las cafeteras de los hoteles

Carol Álvarez

Casi todas las habitaciones de los hoteles tienen algo en común: cafeteras. Están ahí disponibles para una solución rápida y fácil de dosis de cafeína, pero ¿son estas cafeteras para habitaciones de hotel higiénicas y adecuadas para tomar un sorbo?

En general, las cafeteras de las habitaciones de los hoteles pueden presentar riesgos para la salud porque muchas veces no se limpian adecuadamente y, por la naturaleza de su diseño, pueden acumular fácilmente bacterias y otros gérmenes dañinos. Sin embargo, es posible que podamos reducir el riesgo empleando métodos de limpieza que impliquen la descalcificación-

¿Por qué no son seguras?

Puede que hayamos pensado que al correr agua hirviendo por estas cafeteras, el riesgo de bacterias u otros elementos indeseables quedaría prácticamente erradicado. Pero no es el caso. Muchas cafeteras en realidad no hierven agua. La temperatura máxima llega a 88ºC, que está muy por debajo de los grados necesarios para hervir. Esto se debe a la temperatura de preparación óptima para el café (que a veces es más baja que la temperatura óptima para el té).

La buena noticia es que en realidad no necesitamos agua hirviendo para eliminar muchas sustancias nocivas. La mala noticia es que necesitamos que esas altas temperaturas estén presentes durante un período prolongado para eliminar estas sustancias nocivas y es posible que las cafeteras no puedan proporcionar eso.

Además, la gran preocupación es que el entorno que crean estas cafeteras es perfecto para los gérmenes. Los depósitos de las máquinas de café son ambientes oscuros y húmedos que permiten que crezca el moho. Por si fuera poco, las cafeteras a veces están más escondidas en un cajón húmedo o en un armario cerca de la caja fuerte de un hotel, lo que probablemente solo empeora las cosas.

cafeteras de hotel

¿Es más limpia la cafetera de casa?

Tengamos en cuenta que el servicio de limpieza del hotel no va a gastar mucho tiempo (por no decir nada) en muchos casos limpiando a fondo las cafeteras. Incluso pueden olvidarse de limpiar las tazas, lo cual es una de las razones por las que es posible que queramos traer nuestros propios vasos o tazas desechables cuando viajemos.

Estamos seguros de que no apostaríamos a que una cafetera esté tan limpia como una de nuestra cocina y asumimos que es un caldo de cultivo para todo tipo de gérmenes. Sin embargo, en un estudio ninguno de los voluntarios colocó una cafetera entre las 10 mejores cosas cuando se les preguntó sobre los lugares donde se genera la mayor cantidad de gérmenes.

Así que definitivamente hay una verdadera desconexión entre la percepción y la realidad cuando se trata de cómo de sucias pueden ser estas cafeteras.

¡Sé el primero en comentar!