Tomar un café con leche aumenta el recuento de pasos diarios

El total de pasos diarios que debemos dar para estar saludables es una cantidad indeterminada. Los expertos en la salud aseguran que mínimo debemos andar 10.000 pasos, aunque no siempre es tan sencillo de alcanzar. Por suerte, un reciente estudio asegura que tomar un café con leche podría ser clave.

Tomar un café con leche podría ayudar a aumentar el recuento de pasos, según los científicos del estudio. Ellos encontraron que las personas que bebían café caminaban 1.000 pasos adicionales al día.

El estudio, presentado en las Sesiones Científicas 2021 de la American Heart Association, es el primer ensayo aleatorio que investiga las consecuencias del consumo de café en tiempo real. El café es la bebida más consumida en el mundo, pero sus efectos sobre la salud siguen siendo inciertos. Aunque la mayoría de los estudios han sugerido beneficios potenciales de beber café, este es el primer ensayo aleatorizado que investiga las consecuencias fisiológicas en tiempo real de su consumo.

Mil pasos más al beber café con leche

Según el equipo de la Universidad de California en San Francisco, la ingesta de café tenía efectos beneficiosos y perjudiciales para la salud a corto plazo. Los voluntarios del estudio que tomaron café, caminaban 1.000 pasos adicionales y más de 600 pasos por cada taza añadida.

Sin embargo, beber café pareció reducir la duración del sueño en 36 minutos para la primera taza y en 18 minutos adicionales por cada taza extra. El equipo no dijo por qué podría ser este el caso, pero los resultados resaltan la compleja relación entre el café y la salud.

El equipo de investigadores descubrió que el consumo de café conducía a un aumento del 54 por ciento en un tipo de latidos cardíacos anormales que se originaban en las cámaras inferiores del corazón. Sin embargo, encontraron que beber más café también se asoció con menos episodios de taquicardia supraventricular, un ritmo cardíaco anormalmente rápido que surge de las cámaras superiores del corazón.

El consumo de café se asoció constantemente con más actividad física y con menos sueño. Aquellos en el grupo de consumo de café registraron 1.000 pasos adicionales por día en comparación con los días en los que no estaban en el grupo de café. Cada taza adicional de café consumida se asoció con casi 600 pasos más por día y 18 minutos menos de sueño por noche. También dormían 36 minutos menos por noche cuando tomaban café, en comparación con los días en los que se vieron obligados a abstenerse.

mujer con un café con leche para llevar

Andar metaboliza la cafeína

Una mayor actividad física, que parece ser impulsada por el consumo de café, tiene numerosos beneficios para la salud. Entre ellos destacan menores riesgos de diabetes tipo 2 y varios cánceres, y se asocia con una mayor longevidad. Por otro lado, la reducción del sueño se asocia con una variedad de resultados psiquiátricos, neurológicos y cardiovasculares adversos.

Aquellos con variantes genéticas vinculadas a un metabolismo más rápido de la cafeína mostraron latidos cardíacos más anormales en los ventrículos cuando se consumía más café. Cuanto más lento se metaboliza la cafeína en función de la genética, más sueño se pierde cuando bebemos café con cafeína. Es por eso que se recomienda andar y mantenernos activos cuando tomamos un café por la tarde.

Tampoco encontraron ningún vínculo entre los cambios en el ejercicio o el sueño y los efectos del café sobre los ritmos cardíacos anormales.

¡Sé el primero en comentar!