¿Un batido de proteínas es un buen desayuno?

Todos hemos escuchado eso de que el desayuno es la comida más importante del día, y aunque no es del todo cierto, ¿quién no ama desayunar? La primera comida del día puede mejorar nuestro estado de ánimo y aumentar los niveles de energía, ¿pero qué ocurre si tomamos un batido de proteínas?

Aquellos que se inician en una vida fitness descubren los suplementos de proteína y lo quieren tomar en todas las comidas. Una de las principales dudas es conocer si realmente es una buena idea como desayuno, o mejor debemos seguir tomando una tostada con aguacate y pavo.

El desayuno ideal debe ser rico en proteínas, tener una cantidad adecuada de fibra y un valor nutricional fuerte, rico en vitaminas y minerales. Lógicamente, no es una lista completa, pero son puntos clave que no debemos pasar por alto. Sin embargo, hay personas que no tienen hambre tan temprano y prefieren evitar desayunar.

Tanto si ese es tu caso, como si lo que necesitas es tomar algo rápido antes de ir al trabajo, ¿vendría bien tomar un batido de proteínas? Ciertamente son una opción que ahorra tiempo, pero ¿poseen las cualidades de un desayuno digno para los entusiastas del ejercicio?

Son una opción rica en proteínas

Como su nombre indica, son una gran fuente de este macronutriente. Esto es importante por muchas razones. Después de una noche de ocho, diez o doce horas sin comer, el cuerpo está pidiendo los componentes reparadores que se utilizan para restaurar el tejido muscular dañado. Además, la proteína es un macronutriente muy saciante. Los batidos elaborados con suero de leche, caseína o proteínas vegetales probablemente posean entre 25 y 60 gramos de proteína.

Esa cantidad proteica se reduce a la calidad del producto y al líquido que se mezcla con él. Hay quienes mezclan proteínas en polvo de alta calidad con vitaminas y minerales adicionales para promover la salud y el bienestar en general. Así que es una buena opción para empezar el día.

No obstante, hay que tener en cuenta el líquido con el que se mezcla, ya que puede depender en gran medida del objetivo actual. Por ejemplo, mezclar proteína en polvo con leche es una gran manera de recibir proteínas adicionales y una amplia gama de vitaminas y minerales, pero también una mayor ingesta calórica. En cambio, si se mezcla con agua no hay un aporte extra de calorías, pero renunciaremos a los beneficios nutricionales asociados con la leche.

batido de proteinas para el desayuno

El batido de proteínas es bajo en fibra

No todo podía ser positivo. La mayor preocupación a la hora de tomar un batido de proteínas en el desayuno es la falta de fibra. La fibra es un término que se utiliza para definir los carbohidratos que se encuentran en los alimentos de origen vegetal que el cuerpo no puede digerir. Son muy importantes en la digestión al hacer que los alimentos pasen correctamente por el tracto digestivo.

Para que veamos la diferencia, una taza de avena tiene 16 gramos. Actualmente se recomienda que las mujeres y los hombres adultos consuman 22 y 38 gramos de fibra al día, respectivamente. Sin embargo, los batidos de proteína no contienen fibra y esta es necesaria para poder digerirlo bien.

También hay que destacar que muchas personas encuentran que las proteínas de suero o caseína son difíciles para su sistema gastrointestinal porque son derivados de los lácteos, en este caso una proteína vegana puede ser mejor. Incluso, existen métodos para aumentar el contenido de fibra en un batido de proteínas, como añadiendo copos de avena o ciertos cereales y frutas.

¡Sé el primero en comentar!