Aumenta un 31% el desperdicio de comida en verano

El desperdicio de alimentos en España se incrementa notablemente durante los meses de verano. Un nueva encuesta de Too Good To Go, la famosa aplicación que lucha contra el desperdicio de platos y productos, desvela que el 31% de los españoles reconoce este hábito durante las vacaciones.

Por otra parte, el Ministerio de Agricultura y Pesca reveló en el último Panel de Cuantificación del Desperdicio Alimentario en los Hogares españoles en 2020 que, entre los meses de primavera y verano, se desperdiciaron más de 650 millones de kilogramos de alimentos en los hogares españoles. Esto supuso un aumento de siete millones de kilogramos, respecto a la temporada de otoño e invierno.

La encuesta que ha sido realizada por el Instituto IO Sondea para Too Good To Go desvela que para el 42% de las personas encuestadas, en verano resulta más complicado controlar que no se desperdicie comida. En este caso, las personas de entre 18 y 24 años reconocen tirar más alimentos en esta época del año, quizá sea porque la mayoría no está independizado y no tiene el sentimiento de responsabilidad.

Por otra parte, Castilla-La Mancha es la Comunidad con el porcentaje más elevado de personas que afirman desperdiciar más comida en verano (37%), seguido de Extremadura (35%) y Comunidad Valenciana (34%), mientras que Asturias y Aragón son las comunidades con un menor porcentaje de población (19% respectivamente) que asegura tirar más comida durante el período estival.

No obstante, cada vez son más los que buscan una solución para no tener que tirar comida. Uno de cada dos encuestados asegura que intenta aprovechar lo que sobra haciendo recetas de aprovechamiento para reducir el desperdicio de comida. En este caso las recetas preferidas en verano para aprovechar esa comida son las ensaladas, las croquetas y el gazpacho.

desperdicio de comida

Principales razones del desperdicio de comida

Entre las razones por las que se desperdicia más comida en verano, el 91% de las personas encuestadas apuntan al calor como principal causa de que la comida se estropee más rápido. Pero no es la única razón. Un 66% asegura que también aprovechan el buen tiempo para salir más a comer fuera de casa y esto hace que la comida de la despensa o la nevera se quede sin consumir y se estropee teniéndola que tirar, mientras que un 55% dice no saber qué hacer con la comida que sobra y un 51% que no sabe cómo conservar mejor los alimentos.

Los productos frescos y más perecederos son los que más sufren las consecuencias del verano. En este caso, un 45% de los encuestados destaca que lo que más tiran son frutas, seguido de verduras en el 41% de los casos, salsas y aderezos (19%), lácteos (18%) y carne y embutidos (16%).

Desde Too Good To Go en España comentan que “en verano y durante el resto del año, no debemos bajar la guardia ante el desperdicio de alimentos. Debemos seguir insistiendo en un cambio de hábitos y en una mayor apuesta por el consumo responsable de los alimentos. Con ello ganamos todos, porque no solo ahorramos dinero sino que ayudamos a reducir el impacto que el desperdicio de comida tiene sobre nuestro planeta”.

¡Sé el primero en comentar!