¿Poner ajo en la nariz desbloquea los senos nasales?

Sentir la nariz taponada por una congestión nasal es uno de los temores del invierno. Pero, como para casi la mayoría de problemas cotidianos, TikTok tiene la solución: introducir ajo en los agujeros de la nariz.

Si estamos desesperados por aliviar la congestión de los senos nasales, o pertenecemos a ese grupo de personas que disfruta viendo cómo se expulsa la mucosidad de la nariz, el nuevo viral en TikTok puede ser lo que buscas. El video consiste en meter un par de dientes de ajo en las fosas nasales para conseguir expulsar todo el moco. Es un truco aparentemente efectivo para limpiar los conductos nasales obstruidos, pero los médicos especialistas dicen que realmente no soluciona la congestión. Además, no es una forma segura de destapar las fosas nasales.

El ajo no despeja los senos nasales

Los expertos coinciden en que los dientes de ajo insertados en las fosas nasales no aliviarán la congestión nasal ni la inflamación de los senos nasales. Pero entienden por qué la gente puede pensar que sí funciona. Después de que quitemos los dientes de ajo, la mucosidad cae en cascada, pero no sucede por las razones que se piensa.

Cuando estamos congestionados, tenemos mucha mucosidad y parece que no recibidos el aire suficiente por la nariz. Incluso podemos notar mucho goteo por la parte posterior de la garganta o la parte delantera de la nariz. Por desgracia, el ajo en sí no ayudará exactamente con esa congestión nasal. En vez de limpiar los senos nasales, los estamos obstruyendo. Si bloqueamos la capacidad de drenaje de los senos nasales, obtendremos más cantidad retenida de mucosidad. Una vez que quitamos el par de dientes de ajo, esa sustancia pegajosa va a salir.

Los expertos sospechan que las personas recurren al ajo porque creen que funciona como otros olores fuertes, como el eucalipto. Lo que están tratando de hacer es usar los olores del ajo en sí para causar un efecto vasoconstrictivo, que hace que la mucosa nasal se descongestione y que pueda abrir los conductos nasales. La vasoconstricción permite un mayor flujo de aire, pero el ajo en las fosas nasales no funciona así. Este vegetal es bastante fuerte y puede provocar una especie de reacción de tipo dermatitis en la que la mucosa se irrita mucho.

ajo abierto

No debe usarse de forma tópica

El ajo no aporta beneficios por vía tópica, por lo que colocarlo en las fosas nasales no eliminará la congestión. No obstante, sí puede causar irritación de las membranas mucosas de la nariz. Además, todo lo que introduzcamos por la nariz tiene el potencial de quedarse atascado dentro. Podría representar un peligro de asfixia si entra por la parte posterior de la garganta o un problema respiratorio si el ajo se desplaza a la tráquea y lo inhalamos accidentalmente.

Es probable que las personas crean que introducir ajo en las fosas nasales es seguro porque este fruto se ha considerado saludable durante mucho tiempo. Pero los expertos están de acuerdo en que no hay evidencia de que poner ajo en la nariz sirva. Históricamente, el ajo tiene mucho valor medicinal y la gente lo ha usado por sus propiedades antibacterianas. Sin embargo, no es tan útil como se piensa.

Incluso tomar un suplemento de ajo oral o usarlo en la piel puede ser peligroso. La cataplasma de ajo puede causar ardor, por ejemplo, y los suplementos pueden interactuar con algunos medicamentos recetados. Hay que tener cuidado al usarlo si estamos tomando anticoagulantes, somos diabéticos o si se toman medicamentos contra el VIH. El ajo en suplementos puede interferir con esos medicamentos.

Lo más recomendable es acudir a un médico de cabecera para que valore el nivel del resfriado. En situaciones más urgentes, el médico nos derivará a un especialista.

¡Sé el primero en comentar!