Ciudades en España que dejan subir animales al autobús urbano

Cuando decimos subir, nos referimos a que lo hagan ellos con su propio pie o en nuestros brazos, nada de trasportín. Son medidas aún estrictas y 7 ciudades en toda España sigue siendo poquísimo para avanzar en materia de bienestar animal, aun así, es un avance que se pueda subir con mascotas en los autobuses. Pero no es todo de color de rosa, ya que en esas ciudades hay ciertas normas para que el animal pueda entrar al autobús, y en algunos casos hay que pagar una parte de un billete.

España tiene un total de 8,131 municipios incluyendo los archipiélagos y las ciudades de Ceuta y Melilla, es por esto por lo que nos extraña mucho que solo 7 ciudades permitan viajar con mascotas en los autobuses urbanos y sin trasportín. A pesar de esta escasez de concienciación, vamos a centrarnos en lo bueno y vamos a detallar qué ciudades son y qué reglas hay que cumplir.

Hasta 25 kilos, con bozal y pagando un billete ordinario

La web Pipper On Tour ha realizado un estudio para saber en qué ciudades de España se puede subir a un autobús con un perro y sin trasportín. No nos ha sorprendido mucho saber que solo se permite viajar en autobús en 7 ciudades españolas, y en algunas incluso hay que pagar billetes y tener asegurado al perro.

Las únicas ciudades que permiten perros en los buses, pero con unas normas y una letra pequeña que pocos contarán son las siguientes:

Dos amigas vana viajar con mascotas en los autobuses

  • Donostia-San Sebastián: la compañía de transporte que opera allí se conoce como dbus y en su normativa permite viajar con animales de compañía en brazos o en trasportín siempre y cuando no exceda el ancho del asiento. No hay número máximo de animales por autobús.
  • Fuengirola: en esta ocasión, es la ciudad más permisiva, pero con una letra pequeña. Se permiten animales de hasta 25 kilos, atados en corto y con bozal, han de ir con billete ordinario, solo se permite un máximo de 5 animales por trayecto y el conductor podrá decidir si el animal pasa o no. Hasta aquí todo bien, salvo si nuestro perro es una raza peligrosa o una hembra en celo.
  • Cartagena: aquí la ordenanza data de 1997 y permite la entrada de mascotas a los autobuses siempre y cuando estén sujetas al dueño. Es obligatorio el bozal y será el conductor del autobús el que determinará si un animal sube o no, ya que solo se permite un perro por autobús.
  • Irún: algo más modernizada que la ordenanza de Cartagena, la suya data de 2015 y permite perros atados en corto y con bozal en todo su territorio, así como una tarjeta sanitaria expedida por un veterinario y una póliza de seguro. Solo se permiten de día, de noche no, y solo dos perros por autobús.
  • Ourense: hace solo unos meses (marzo de 2021), la normativa se actualizó y permiten la entrada de perros y mascotas en los autobuses con correa corta y bozal, otros animales de compañía deberán ir en trasportín y ninguno debe pagar suplemento. Hay un límite de 2 perros por autobús y no podrán viajar los días laborables en este horario: 7:30 y 10:00 y entre las 16:00 y 19:00.
  • Palma de Mallorca: aquí se permiten mascotas en los autobuses de línea entre la 16 y la 38, salvo los conocidos PPP. Se obliga a abonar un billete de 0,30 euros, excepto si van en trasportín. Hay que sentarse en la parte trasera del bus.
  • Sant Cugat del Vallès: solo podrán subir al bus aquellos animales que estén atados en corto y con bozal. Es obligatorio llevar la documentación sanitaria actualizada.

En el estudio se indica qué ciudades no permiten viajar con mascotas en los autobuses y también se comentan las ciudades donde se permite subir al bus con animales, pero sin salir del trasportín.