¿Qué relación tenemos con nuestro gato según la ciencia?

Saber si un perro nos quiere y nos respeta es bastante sencillo, ya que la propia interacción del animal nos lo chiva, así como su lenguaje corporal. En el caso de los gatos, saber si nos quieren o simplemente a una relación de convivencia, es algo más complicado por eso han realizado un estudio para determinar el tipo de relación que tenemos con nuestro gato. demás, también hay un test que podemos hacer para salir de dudas y saber si nuestro gato nos quiere o solo nos soporta.

La Universidad de Lincoln se ha propuesto estudiar el tipo de relación que hay entre humanos y gatos, y viceversa, y ha clasificado los resultados en 5 grupos. Tras leer el estudio hemos realizado un test para saber qué tipo de relación tenemos con nuestro gato, y en nuestro caso se trata de una relación de amistad.

¿Mi gato me quiere?

La pregunta del millón y que cada día gana miles de visitas en Internet. Tal y como hemos dicho al principio, conocer la relación entre perros y humanos es la mar de sencillo, ya que su actitud con nosotros y su lenguaje corporal nos lo está gritando constantemente, sin embargo, cuando se trata de un gato, todo cambia.

Queda claro que, si el gato no se nos acerca, nos araña y nos rehúye, es un claro síntoma de que no existe ninguna relación, al menos no positiva. Aun así, los investigadores de la Universidad de Lincoln en Reino Unido analizaron a casi 4.000 propietarios de gatos y respondieron a una serie de preguntas. Ahí se estableció la relación entre humano y animal en base a su comportamiento tanto por una parte como por otra. La responsabilidad de la relación no recae solo en el gato o en el dueño.

Un gato chocando los 5 con su dueña

En los últimos tiempos, el aumento de gatos en los núcleos familiares ha dado popularidad a estos animales. Son mascotas sencillas de cuidar, no requieren de excesivo control, vigilancia y cuidados, ellos se lavan solos y hacen sus necesidades en el arenero, suelen comer poca cantidad de pienso al día, algunos duermen más de 10 horas al día, suelen ser animales tranquilos, etc. Son algunas de las características que hacen que muchos humanos elijamos a un gato por encima de un perro, pero no todo es perfecto, ya que hay que tener cuidado con algunas plantas, con jarrones y otros objetos, con los cables, etc.

5 tipos de relación humano – gato

Tanto en la investigación como en el test, se hace un breve análisis de la percepción que tiene el animal de nosotros sobre si somos una persona segura para el gato, nuestro nivel de compromiso con el gato, nivel de sensibilidad con las necesidades del felino y, por último, interacciones entre ambos.

Daniel Mills, especialista en comportamiento animal en la Universidad de Lincoln, dijo que los gatos pueden establecer relaciones muy estrechas con sus dueños y con humanos en general, y que el tipo de vínculo es el producto de una dinámica que incumbe a ambos individuos.

Asimismo, también dijo que tenemos la falsa creencia de que los gatos son distantes, pero que ese comportamiento no es tan común como se intenta retratar.

Los 5 tipos de relaciones son Relación abierta, Asociación remota, Relación casual, Codependencia y Amistad. En el caso de una relación abierta, esta se caracteriza por un dueño ligeramente involucrado y un gato distante y evasivo. Cuando se habla de relación casual, también se habla de asociación remota y surge cuando el humano es distante emocionalmente, pero el gato puede aceptar a otras personas.

La relación de codependencia y amistad es un nivel superior donde los dueños están muy involucrados emocionalmente, pero la relación de aceptación con otras personas por parte del gato variaba.