¿Los perros pueden tomar kéfir?

¿Los perros pueden tomar kéfir?

Carol Álvarez

El kéfir se ha vuelto un alimento muy popular por la cantidad de beneficios que aporta a la salud humana. Sin embargo, muchos dueños de mascotas tienen la duda de si se puede dar a los perros.

En general, los perros pueden comer kéfir. Es una buena fuente de probióticos, vitaminas y minerales que estimulan el intestino, con moderación. Aunque la bebida fermentada se hace con leche de vaca, es baja en lactosa. Ese bajo contenido de lactosa significa que incluso los perros que son intolerantes a la lactosa probablemente puedan soportar el kéfir. No obstante, si preferimos no arriesgar, se puede hacer kéfir con leche de cabra, leche de coco, leche de arroz o leche de avena.

No obstante, igual que con todos los alimentos y bebidas para humanos, se recomienda hablar con el veterinario antes de darle al perro cualquier nueva adición dietética.

Poca cantidad de lactosa

El kéfir tiene beneficios para la salud similares a los de la leche o el yogur. Pero a diferencia de la leche o el yogur, que tienen un alto contenido de lactosa que algunos perros no pueden tolerar, es probable que incluso los cachorros intolerantes a la lactosa puedan comer kéfir cómodamente con moderación.

Nutricionalmente, el kéfir es una excelente fuente de proteínas y de calcio y vitamina K, nutrientes que favorecen la salud de los huesos. También contiene vitaminas B12 y B2, que ayudan al cuerpo a metabolizar grasas y proteínas, y minerales como el magnesio y el potasio.

Pero el superpoder real del kéfir radica en el contenido de probióticos. Con hasta 61 cepas diferentes de bacterias y levaduras, este alimento apoya y mejora la salud intestinal, e incluso protege contra infecciones al prevenir el desarrollo de bacterias dañinas como Salmonella y E. coli.

Los perros que toman antibióticos pueden beneficiarse de comer kéfir porque restaura las bacterias estomacales buenas que el medicamento elimina a medida que elimina las cepas dañinas. Los perros que experimentan diarrea, parásitos o estrés, y aquellos que son seniors, también pueden beneficiarse de la adición de pequeñas cantidades a su dieta.

perro comiendo kefir

¿Cómo dar kéfir de forma segura?

Aunque el kéfir es bajo en lactosa, la alta ingesta de probióticos puede causar malestar estomacal en algunos perros cuando se introduce por primera vez. Para evitar las náuseas o la diarrea, lo introduciremos lentamente, alimentando solo 1/4 o 1/2 cucharadita por día. Si el perro tolera bien esta cantidad, podemos aumentar la cantidad a una o dos cucharaditas por cada 8 kilos.

Estas cantidades se pueden administrar diariamente como parte de una dieta regular o durante períodos de estrés o enfermedad durante los cuales el perro puede necesitar un refuerzo adicional de probióticos. Si estamos usando kéfir para reemplazar las bacterias saludables en el intestino de un perro que toma antibióticos, se recomienda darle una o dos cucharaditas de kéfir unas horas después de tomar el medicamento.

En cambio, cuando alimentemos al perro con kéfir, se recomienda elegir siempre variedades sin azúcar y sin sabor. Lo serviremos con una cucharadita llena o lo rociaremos sobre su comida diaria. También podemos usar kéfir combinado con frutas como melón, arándanos o manzanas y luego congelarlo en bandejas de cubitos de hielo para producir mini helados.

¡Sé el primero en comentar!