Según la ciencia, tu perro sabe cuándo le mientes

Los perros son adiestrados para localizar explosivos, drogas, cadáveres, subidas de azúcar, e incluso son capaces de detectar el coronavirus. Ahora la ciencia ha descubierto que los perros detectan las mentiras, y además lo hacen de una forma sencilla, así que se podría decir que nuestro perro nos quiere, aunque sepa que esa salchicha lleva una pastilla.

Los humanos nos basamos en varios aspectos para saber si nos están mintiendo o no, por ejemplo, en las expresiones o los gestos. Esto llevo a los investigadores a descubrir si los canes también detectan las mentiras.

El estudio que ha descubierto que los perros detectan las mentiras llevó a cabo un experimento algo sencillo. Un equipo de investigadores de la Universidad de Viena puso a prueba a cientos de perros para descubrir si tienen la capacidad de detectar las mentiras y, para sorpresa de todos, es bastante buena esa habilidad.

260 perros y un solo objetivo

La investigación recolectó a 260 perros de varias razas y en los experimentos se les enseñó a seguir las indicaciones de un humano desconocido. La idea era que adivinaran cuál de los dos cuencos de comida tenía una chuche escondida según el consejo y las indicaciones de un humano desconocido.

Los perros que seguían las indicaciones recibían su premio. Más adelante, los investigadores decidieron mezclar los dos pilares de la investigación, es decir, la chuchería y al humano desconocido.

Hasta entonces, en la primera parte de la investigación, los perros no habían visto cómo se manipulaba el cuenco de comida, pero en esta nueva investigación sí. Lo que cambiaba ahora es que el humano era otro desconocido y los perros vieron como removía el cuenco de comida y pasaba la chuche de uno a otro, además de que había un segundo ser humano desconocido observando todo.

Un perro recibiendo un premio

Hubo casos en los que ese segundo humano que actuaba como observador no estaba presente. Así se creaban otros supuestos y otros escenarios para cerrar otras posibles líneas de investigación o hipótesis.

Los investigadores observaron que los perros no seguían las indicaciones si durante el proceso no había habido una tercera persona observando la escena del cambio de chuches entre cuencos de comida.

Además, la mitad de los perros no siguieron el consejo de los humanos porque observaron la escena y sabían que las indicaciones apuntaban al cuenco sin chuchería. Por lo que se concluye que los perros detectan las mentiras.

Los niños no detectan las mentiras

Este mismo experimento se hizo hace unos años a niños menores de 5 años, e incluso a macacos y chimpancés, y esos 3 grupos sacaron perores valoraciones que las investigaciones con perros. Tanto es así que los niños eran más confiados y propensos a seguir los consejos e indicaciones de los adultos desconocidos en la investigación, por lo que no consiguieron detectar cuando les estaban mintiendo.

El grupo de investigación de niños y otros animales demostraron mayor confianza en los desconocidos, por lo que se fiaron más de las indicaciones y no lograron conseguir sus premios.

Esto lleva a la conclusión de que los perros son más desconfiados de humanos desconocidos de lo que se piensa en realidad. Ahora solo falta perfeccionar la investigación y variar algunos puntos concretos para confirmar al 100% que los perros detectan las mentiras, aunque con esto, ya hemos avanzado bastante.