Descubren la edad real de los perros en años humanos

La afirmación que solemos oír es que un año canino equivale a siete años humanos, pero un reciente estudio asegura que es falsa. Lo cierto es que la ecuación tiene más matices y depende de los rasgos cognitivos y de comportamiento de los perros a lo largo del tiempo, así como de su raza.

Un nuevo estudio revela que los perros se convierten en un adolescente con solo seis meses de edad, es un adulto de pleno derecho cuando tiene dos años y es ‘mayor’ alrededor de los siete. En la revista Frontiers in Veterinary Science se publicó una revisión de estudios anteriores que analizaron el impacto de la edad del perro en la salud de las mascotas.

Un año humano no equivale a siete años en perros

La Dra. Naomi Harvey, directora de investigación de Dogs Trust, realizó esta revisión. Ella dice que el hecho de que los perros vivan siete veces menos que los humanos no significa que cada vuelta alrededor del sol valga siete para un perro.

«Los perros maduran más rápido que nosotros«, dice el Dr. Harvey. “Muchos perros de un año han alcanzado su altura máxima y la mayoría habrá pasado por la pubertad o se acercará al final, por lo que definitivamente no son el equivalente a un niño de siete años».

En lugar de utilizar la ecuación simplista del factor siete, se intentó determinar cuándo un perro es un cachorro, un joven, un adulto, un anciano y uno demasiado mayor.

Sus hallazgos muestran que un perro de un año es un joven que acaba de terminar la pubertad y es similar a un ser humano de 15 años. Pero solo 12 meses después, a los dos años, los perros han alcanzado la madurez completa de la misma manera que una persona de 25 años.
La autora descubrió que se puede considerar que los perros están entrando en su último año de vida cuando cumplen siete (el animal es mayor, pero sano) y se consideran geriátricos cuando llegan a los 12 años o los superan (la mala salud y la muerte son probables).

La ciencia muestra que el envejecimiento se define por varios rasgos y tendencias conductuales y cognitivas. Por ejemplo, el cerebro de un perro todavía se está desarrollando hasta que tiene alrededor de 7 años, después de lo cual su atención disminuye, lo que indica que ahora es un perro mayor.

Los perros geriátricos de 12 años pueden mostrar signos de tener un poco más de dolor y también pueden sufrir problemas de memoria, similar a las personas con demencia.

perros con pelota corriendo por el parque

Hay razas que mueren antes, pero no envejecen más rápido

En España, los perros domésticos viven, de media, hasta los 12 años, pero esto varía según la raza. Por ejemplo, la esperanza de vida promedio de un gran danés es de solo seis años.

Sin embargo, aunque su salud se deteriora más rápido que otras razas, su cerebro y comportamiento están alineados con todos los perros. “Pero aunque sus cuerpos pueden verse afectados por problemas de salud cuando aún son jóvenes, no hay evidencia de que las razas de vida corta estén envejeciendo en el verdadero sentido de la palabra, ya que en su comportamiento parecen estar siguiendo la misma trayectoria que otros perros”. Dijo el Dr. Harvey.

«En otras palabras, las razas de perros de vida corta no envejecen más rápido, simplemente mueren más jóvenes«.