¿Peces y tortugas pueden convivir en una pecera?

Un pez naranja en una pecera

La primera mascota de muchos de nosotros han sido peces y tortugas, con las navidades, los cumpleaños y los caprichos de los sábados en el mercado, seguro que tenemos en casa una pecera con varios pececitos de colores a cada cual más bonito. Los peces son muy baratos de mantener, y a priori suelen ser animales sanos, por lo que deberían duran varios años sin problemas. Pero… ¿qué pasa si metemos tortugas en peceras con peces?

Las tortugas son seres maravillosos, con un ritmo de vida muy particular, suelen ser animales cabezotas, dóciles y calmados. Aparte son fáciles de mantener y muy baratos, eso sí, hay que tener cuidado donde las compramos, ya que los criaderos de tortugas a veces proceden del mercado negro.

Tener un acuario o pecera con 2 o 3 peces de colores (agua fría, por ejemplo, carpas) suele ser algo normal en muchos hogares, por eso hoy queremos resolver la duda de si peces y tortugas pueden vivir en armonía en una pecera.

Sí se pueden tener tortugas en peceras

Ambas especies sí pueden convivir en una pecera, pero hay que tener en cuenta una serie de requisitos. La letra pequeña en este caso os la resumimos nosotros para que ningún animal salga herido ni sufra.

Las tortugas no respiran bajo el agua, ellas tienen pulmones, por lo que necesitan una superficie a la que salir a flote y si da el sol, mejor. A estos animales les encanta el sol, y esto tiene un lado negativo y es que aumenta la verdina de la pecera, por lo que los peces sufrirán las consecuencias.

Hay que aumentar la limpieza de la pecera o acuario si queremos que ambas especies vivan en armonía. Además, al haber dos especies, debe haber más espacio, así que toca comprar un estanque, pecera o acuario más grande.

Tortugas descansado en una rama

La superficie de reposo para las tortugas nunca debe estar cerca del borde, ya que este animal podría saltar y escaparse. Hablamos de hechos reales, las tortugas son muy aventureras y rara vez tiene miedo a algo. Además, si la tortuga tiene acceso al exterior, toda esa suciedad entrará en el agua, lo hará sufrir a los peces.

Las tortugas son muy cazadoras, así que es probable que persiga a los peces, aunque nunca se los comerá, a menos que sean mucho más pequeños que ellas. Esto puede crear estrés en los peces y frustración en las tortugas, disminuyendo la calidad de vida y haciendo que ambas especies vivan menos tiempo.

La orina de las tortugas es muy ácida, por lo que los peces volverán a sufrir las consecuencias, así que hacemos hincapié en limpiar a fondo la pece una vez a la semana como mínimo, aunque lo más recomendable es dos veces a la semana si el agua se pone turbia o hay más tortugas que peces.

Es importante acostumbrar a cada especie a comer en un lado de la pecera o acuario. Por ejemplo, los peces en la superficie del lado derecho y a las tortugas en el lado izquierdo o junto a su plataforma de secano. Recordemos que dependiendo del tipo de tortuga que sea, necesitar una alimentación u otra.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.