¡Por fin! Las mascotas ya pueden viajar en Uber

¡Por fin! Las mascotas ya pueden viajar en Uber

Sofía Pacheco

Uber Pet llega a España y nos va a permitir desplazarnos por las ciudades sin dejar de lado a nuestro gato o perro. De momento, este servicio llega solo a unas pocas ciudades y hay una serie de requisitos que tenemos que cumplir para poder viajar con nuestro amigo peludo.

La existencia de Uber Pet brillaba por su ausencia en nuestro país, pero la historia ha cambiado y desde hoy mismo podemos solicitar un Uber para desplazarnos de un punto a otro de la ciudad con nuestro perro o gato.

Vamos a explicar qué se necesita para viajar con mascotas en un Uber, qué ciudades lo tienen activado y cuál es su precio, porque desde ya decimos que no es un servicio gratuito, pero es muy barato.

A la hora de viajar con mascotas hay que tener en cuenta una serie de requisitos mínimos, como la cartilla de vacunación, el peso del animal, cómo atarlo en el coche, si hay que pagar un billete extra en el tren, qué distancias pueden hacer en avión, etc. Pero a la hora de viajar dentro de las ciudades, hay que tener en cuenta otra serie de requisitos menos exigentes y es que hasta hoy, solo taxi y Cabify permitían el trasporte de mascotas en España. Con Uber Pet, la historia cambia y mejora para siempre.

Uber Pet, un servicio independiente por 2,5 euros

En la actualidad hay 13 millones de mascotas registradas en España, y cada año son más los usuarios que reclaman opciones seguras y económicas para poder viajar con sus mascotas y trasladarse de un punto a otro de la ciudad.

Uber Pet se presenta como una opción de viaje dentro de la propia aplicación de Uber, aunque funcionará como un servicio independiente. Está disponible desde hoy en Madrid, Málaga y Sevilla, con un coste de 2,5 euros extras a la tarifa habitual de UberX. Tanto el tiempo estimado de espera y de llega al destino se mostrarán antes de solicitar el coche.

Un perro que viaja en Uber Pet

Esta información es de vital importancia, porque no todos los perros disfrutan de un paseo en coche. Los hay que más de 10 o 15 minutos no soportan, también los hay que se duermen, o vomitan, lloran incesantemente, etc. Todos estos comportamientos hay que tenerlos en cuenta, a la hora de solicitar el Uber, e informar al conductor, ya que serán ellos quienes decidan si aceptan viajar con mascota o no.

Esta nueva posibilidad brinda beneficios para todos, es decir, para los conductores, puesto que conseguirán más clientes y eso se traduce en más ingresos. También es beneficioso para los dueños de mascotas que no disponen de vehículo propio y necesitan ir al veterinario, al aeropuerto o incluso a una protectora conocer al nuevo miembro de la familia.

Cuida el Uber, o paga la multa

Los perros, gatos y mascotas en general NUNCA deben ir sueltos, ni en brazos, ni agarrados de nuestra mano, sino que deben ir sujetos con un arnés al cinturón de seguridad (debemos llevarlo nosotros), o ir dentro de un trasportín (también debemos llevarlo nosotros). Esto ayuda a garantizar la seguridad durante el trayecto.

Si el animal vomita, muerde, araña, hace pis, etc. y estropea la tapicería, el dueño deberá responsabilizarse, por lo que nosotros recomendamos llevar una toalla, un empapador o algo similar para evitar multas por despistes.

Sería buena idea preguntar al conductor si hay algún asiento preferente para ellos, ya que es bastante probable que, a partir de ahora, los conductores preparen su vehículo para viajar con mascotas poniendo una funda protectora en un asiento, por ejemplo.

Los perros de asistencia o servicio podrán viajar en Uber Pet, y en cualquier Uber sin un coste extra y no se requieren trasportines ni dispositivos especiales, más allá del cinturón de seguridad.

¡Sé el primero en comentar!