¿Es tóxica la flor de Pascua para las mascotas?

¿Es tóxica la flor de Pascua para las mascotas?

Sofía Pacheco

Llega la Navidad y con ella las decoraciones y entre arbolitos de Navidad, bolas, nieve artificial, guirnaldas, galletas, chalecos navideños, mantas de cuadros, villancicos y pelis de espíritu navideño, llega también la flor de Pascua. Vamos a explicar por qué no debes poner una flor de Pascua cerca de las mascotas.

Casi el 30% de los hogares españoles tiene una mascota, y normalmente suele ser un perro o un gato, o incluso ambos, aparte de otras especies como pájaros, conejos, tortugas, hámster, cobayas, chinchillas, hurones, serpientes, etc.

Vamos a centrarnos en las mascotas más habituales y son los perros, gatos y conejos, y es que, con la llegada de la navidad, aparecen en los hogares la conocida flor de Pascua o flor de Navidad. Es una planta muy peculiar y muy bonita, no lo podemos negar, pero esconde algo en tu interior que la convierte en tóxica para nuestras mascotas.

El nombre científico de la poinsetia es Euphorbia pulcherrima, y es una planta perenne que necesita condiciones de frío para vivir, por eso solo es popular en invierno. Las hay de diferentes colores, aunque la más popular es la de color rojo. Precisamente esa parte roja se conoce como brácteas y es una hoja muy particular que está diseñada para atraer a los insectos.

Cabe decir que, el acebo, es igual de tóxico y de navideño que la flor de Pascua, por lo que es mejor no introducirlo en el hogar. Si queremos saber más sobre las plantas tóxicas para perros y gatos, es conveniente echar un ojo a nuestra pequeña guía.

Varias macetas de flor de Pascua

La flor de Pascua es tóxica

No se considera de una toxicidad elevada, y eso es porque realmente el peligro se encuentra en el interior de la planta, es decir en su savia que es un aleche de color blanca y viscosa. Mucho cuidado si tenemos cachorros en casa, ya que podrán juguetear y mordisquear la planta.

Si tenemos la flor de Pascua en alto, el riesgo de envenenamiento lo reducimos drásticamente, pero si en esa casa hay gatos, da igual donde la pongamos que estos felinos en miniatura llegarán a ella.

Es por esto que conviene conocer los síntomas si nuestro perro o gato ingiere un trozo de esta planta, por pequeño que sea. La intoxicación no es grave, pero desde aquí aconsejamos visitar a un veterinario lo antes posible: como vómitos, temblores, irritación en el sistema digestivo, diarreas e hipersalivación (en gatos).

Si esa leche entra en contacto con la piel o las mucosas del animal (perros y gatos) la intoxicación dará síntomas como secreción ocular, picores, rojeces, conjuntivitis grave, heridas en la piel, etc. Es conveniente visitar a un veterinario lo antes posible. Además, si el roce de la planta se produce en una herida, puede provocar enfermedades como la queratitis.

En el caso de tener un roedor en casa, hay que evitar introducir una flor de Pascua y si queremos meterla a pesar de todo, lo mejor es ponerla en alto donde nuestro pequeño amigo no tenga contacto con la planta. En su caso, la intoxicación puede ser muy grave, sobre todo al ingerir parte de esta planta tan navideña.

¡Sé el primero en comentar!