Acariciar perros en épocas de exámenes reduce el estrés

Pasar tiempo acariciando a tu mascota puede ser la mejor terapia para reducir significativamente la ansiedad. Un estudio analiza los efectos de dar caricias a los perros para mejorar las habilidades de pensamiento en estudiantes que están sometidos a mucha presión.

Los expertos de la Universidad Estatal de Washington encontraron que las terapias para controlar el estrés enfocados en perros eran más efectivos para los estudiantes que tenían dificultades. Después de completar un programa de cuatro semanas con terapia animal, se descubrió que los estudiantes habían mejorado sus habilidades cognitivas después de casi un mes.

Acariciar perros durante 10 minutos alivia el estrés

La investigación se basó en el seguimiento de un estudio de 2019 que mostró que acariciar animales durante solo diez minutos podría reducir el estrés de los estudiantes a corto plazo.

«Es un hallazgo realmente poderoso«, dijo la autora del artículo, Patricia Pendry de la Universidad Estatal de Washington. «Las universidades están haciendo un gran trabajo tratando de ayudar a los estudiantes a tener éxito académico, especialmente aquellos que pueden estar en riesgo debido a un historial de problemas de salud mental o problemas académicos y de aprendizaje. Este estudio muestra que los enfoques tradicionales de manejo del estrés no son tan efectivos para esta población como las terapias que se enfocan en dar oportunidades a interactuar con perros«.

En su estudio de tres años, el profesor Pendry y sus compañeros contaron con la colaboración de 309 estudiantes y los asignaron a cada uno de los tres programas académicos de manejo del estrés. Los programas presentaban diversas combinaciones de manejo del estrés académico basado en evidencia e interacciones entre humanos y animales.

Durante el período de estudio, los investigadores midieron el llamado funcionamiento ejecutivo de los estudiantes: las habilidades que necesita para planificar, organizar, concentrarse, memorizar hechos y motivarse, que son vitales para tener éxito en la universidad.

«Los resultados fueron muy sólidos«, dijo el profesor Pendry. «Vimos que los estudiantes que estaban en mayor riesgo terminaron teniendo más mejoras en el funcionamiento ejecutivo en la condición de interacción humano-animal. Estos resultados se mantuvieron cuando hicimos un seguimiento seis semanas después«.

mujer acariciando perros

Las terapias con animales son más efectivas

Las terapias tradicionales para controlar el estrés basados en la evidencia generalmente se ejecutan como una clase, con los estudiantes escuchando a un experto, viendo presentaciones de diapositivas y tomando notas sobre temas que incluyen cómo dormir más, establecer metas o controlar la ansiedad.

«Estos son temas realmente importantes, y estos talleres están ayudando a los estudiantes típicos a tener éxito al enseñarles cómo manejar el estrés«, señaló el profesor Pendry. «Curiosamente, sin embargo, nuestros hallazgos sugieren que este tipo de talleres educativos son menos efectivos para los estudiantes que tienen dificultades. Parece que los estudiantes pueden experimentar estas charlas como una lección más, que es exactamente lo que hace que los estudiantes se sientan estresados«.

Según el equipo, los programas de interacción humano-animal ayudan a los estudiantes con dificultades, permitiéndoles relajarse mientras hablan y piensan sobre sus factores estresantes, en lugar de sentirse abrumados por ellos. Cuando estamos estresados, lo último que queremos es pensar o procesar más información.

Es por eso que las sesiones con animales pueden ayudar a los estudiantes a participar en pensamientos y acciones positivas. «No se puede aprender matemáticas simplemente estando relajado. Pero cuando se busca la capacidad de estudiar, participar, concentrarse y realizar una prueba, tener el aspecto animal es muy poderoso. Estar tranquilo es útil para aprender, especialmente para aquellos que luchan con el estrés y el aprendizaje«.