Menú de Navidad saludable con Lidl

Menú de Navidad saludable con Lidl

Sofía Pacheco

La Navidad está, literalmente, a la vuelta de la esquina y la cuenta atrás para la noche del 24 de diciembre está a punto de empezar. Como cada año, siempre se recomienda no dejar las compras para el último momento y evitar caer en tentaciones poco saludables. Es por esto que vamos a crear un menú de Navidad saludable con las ofertas de Lidl, además, apenas tendremos que cocinar ni pringar la cocina.

Crear un menú de Navidad saludable, parece una broma, pero no lo es. Lo primero que hay que tener en cuenta son las exigencias, tipos de dietas, alimentación, necesidades, alergias de los comensales, etc. Es bastante probable que en la mesa haya alguien con problemas de colesterol, azúcar, haya algún vegano o vegetariano, haya alguien que coma pescado, pero no carne o que haya alguien que no quiera sopa.

Contentar a todos es difícil, pero basta con crear un diálogo previo para disfrutar de la cena de Navidad en armonía. En la web de Lidl y en las tiendas físicas hay multitud de opciones para crear un menú de Navidad, lo difícil es crear uno saludable, ya que vemos que la compañía apuesta mucho por las carnes y los productos congelados.

Vamos a crear un menú de Navidad saludable seleccionando los productos más frescos y con mejores valores nutricionales de todo lo que nos ofrece la compañía de supermercados.

Espárragos, caldo, bogavante y panettone

Este menú que vamos a crear empieza por unos espárragos blancos de bote que cuestan 3,99 euros y los podemos comer con mayonesa casera, con jamón, usarlos para hacer hummus, servirlos a la plancha, con vinagreta, con atún, etc.

Lo siguiente es un caldo calentito de que podemos acompañar con huevo duro, fideos o garbanzos y jamón o puerro. El caldo de Navidad de Lidl cuesta 1,99 euros y está hecho con pollo de corral.

Entre medias podemos comer bogavante por 9,99 euros o las vieiras congeladas de Lidl por 3,99 euros, o panecillos 100% integrales con Foie Gras por 6,49 euros. El bogavante y las vieiras son mejor opción porque son más bajos en grasas y tienen mayor valor nutricional.

De segundo podemos poner un redondo de pavo con naranja, pimiento rojo y piñones o de pollo con frutos rojos. Ambos son carne magra, es decir, que tienen un contenido bajo en grasas y rico en proteínas.

Como postre, para ir cerrando este menú de Navidad, podemos introducir fruta fresca o el clásico panettone navideño. Eso sí, casi que es mejor, crear nosotros el panettone, para asegurarnos de que se trata de un postre saludable, bajo en calorías y sin azúcar.

Para beber durante la cena del 24 de diciembre, podemos elegir agua, pero sabemos que eso rara vez se cumplirá, así que solo queda recomendar bebidas sin azúcar ni edulcorantes no saludables como sacarina, neotame, acesulfamo de potasio, aspartamo y sucralosa, entre otros.

En cuanto a otras opciones, podemos tomar cava, vino, cerveza, o lo que nos guste, pero sin excedernos, eligiendo opciones 0,0 de alcohol e intentando no mezclar.

¡Sé el primero en comentar!