Nuevos accesorios de Lidl para hacer deporte en la playa

Lidl suele triunfar mucho cuando lanza pequeños electrodomésticos de cocina que «sutilmente» imitan a otros de grandes marcas. Algo similar pasa cuando la empresa alemana lanza accesorios para hacer deporte. En este caso Lidl ha subido a su web 3 balones para diferentes modalidades deportivas y un propulsor acuático para buceo y snorkel.

Tras el levantamiento del estado de alarma, se espera que este verano sea más animado, pero siempre cumpliendo con las medidas de seguridad. Esperamos que los casos de contagio disminuyan, no haya ni una muerte más y que el ritmo de vacunación pise el acelerador por el bien del país en todos los ámbitos.

Partiendo de las previsiones actuales y de la libre circulación, este verano las playas volverán a estar llenas de niños, de risas, de picnic improvisados, de gente bañándose, tomando el Sol (con la protección adecuada), haciendo ejercicio, sacándose fotos para subirlas a Instagram, etc.

Balones para hacer deporte en la playa por menos de 4 euros

Si buscamos nuevos balones para jugar con nuestros amigos en la playa, la oportunidad que nos está dando Lidl es para no desaprovecharla. Además, los 3 balones son para adultos a pesar de su ridículo precio. Lo que sí es cierto, es que uno de ellos llega en tamaño pequeño por si los niños quieren jugar a voleibol, o el balón grande es demasiado impacto para nuestras manos.

Balón de fútbol

El balón de fútbol tiene un diámetro de 66 cm, un peso de 256 gr, una superficie extra suave y antideslizante fabricado con tela de neopreno y un diseño muy colorido y alegre que resiste al agua, a la arena, a los golpes, al Sol y a los posibles desgarros.

No incluye inflador, o al menos no se especifica en la web (en ninguno de los balones). El interior de este balón es de algodón y la válvula de llenado es de caucho. Lo que sí incluye es una bolsa de transporte con tejido de malla y con cordón ajustable para que el balón de fútbol no se nos escape.

Balón de voleibol

Por su parte, el balón de voleibol llega en 2 tamaños. El voleibol es el típico juego que podemos ver y practicar en todas las playas del país, y eso es una verdad universal.

Este balón llega en talla adulto con 66 cm de diámetro y un peso de 260 gr. Sin embargo, la talla pequeña llega con una circunferencia de 51 cm y 140 gr. En ambos modelos el material exterior es neopreno, el interior de algodón y la válvula de caucho.

El exterior es extra suave y la superficie de neopreno impide que el balón se resbale fácilmente al jugar a voleibol. Asimismo, es resistente a golpes, al Sol, al agua y los desgarros.

En este caso también se incluye una práctica bolsa de transporte también de maya con un cordón ajustable para que no se nos escape el balón.

Balón de rugbi

El último balón de todos los que ofrece Lidl para practicar deporte en la playa este verano es el balón de rugbi. Este balón llega en una única medida de 64 cm y un peso de 210 gr.

El exterior vuelve a ser neopreno extra suave y antideslizante, el interior de algodón, con válvula de caucho, y es resistente a golpes, desgarros, al Sol y al agua.

Los 3 balones se pueden comprar solo en la web de Lidl por 3,99 euros cada uno, envío con Seur en unos 3 días laborables. No se descarta que estén en algunas tiendas físicas, pero de momento solo en su web oficial.

Propulsor acuático para buceo y snorkel

Un propulsor acuático de la marca Yamaha

Si tenemos la suerte de poder ir a playa con agua cristalina como tenemos en varias costas españolas y de las islas, poder practicar buceo y snorkel es un regalo para los ojos. Lo que si pedimos es que se respeten las medidas de seguridad para no sufrir ningún daño. Asimismo, pedimos que se respete la vida marina y no arranquemos corales, ni conchas/caracolas, ni saquemos del agua estrellas de mar, ni incordiemos a las aves ni a las tortugas.

Este propulsor que Lidl pone a nuestro alcance es de la marca Yamaha y tiene una velocidad de 3,2 km por hora, nos permite disfrutar de una profundidad marina de hasta 65 pies (unos 20 metros), es especial para ser usado en agua salada, dispone de una tecnología para impedir la entrada del agua y la cámara de control de flotabilidad es extraíble.

Tarda unas 5 o 6 horas en cargar y podemos disfrutar de este propulsor acuático de Yamaha durante 1 hora. Pesa unos 6,34 kilos y sus medidas son: 61,2 x 38,5 x 31,2 cm.

Con la compra del propulsor acuático de Lidl nos incluye el cargador, la batería, el manual de instrucciones, una bomba, la anilla de silicona y lubricante, ya que el agua salada reseca los mecanismos.

Solo se puede comprar online en la web oficial y aunque tiene un precio recomendado de casi 400 euros, podemos comprarlo por 299,99 euros.