¿Es seguro el edulcorante de la Coca-Cola Zero?

La Coca-Cola Zero sigue en el punto de mira. A pesar de no contener azúcar y ser muy baja en calorías, muchos aseguran que su contenido en edulcorantes es poco saludable.

Los edulcorantes se utilizan porque son más dulces que el azúcar. Por lo tanto, puede usar una cantidad más pequeña. Algunos tienen un perfil de sabor diferente, como ligeramente amargo. Por lo tanto, se utiliza una gran cantidad de formulaciones para diferentes productos.

Desde el punto de vista químico, la sucralosa se produce a partir de la cloración de la sacarosa, el aspartamo es un dipéptido y la stevia es un glucósido (que contiene un resto de glucosa). Por eso, cada edulcorante es distinto en la salud. ¿Pero qué ocurre con el de la Coca-Cola Zero?

Aspartamo, el principal edulcorante

La Coca-Cola Zero utiliza aspartamo con una pizca de acesulfamo de potasio para endulzar y eliminar el regusto amargo de la intensa dulzura del aspartamo.

El aspartamo es aproximadamente 200 veces más dulce que el azúcar, por lo que se necesita muy poca cantidad para que sea tan dulce como la Coca-Cola original. Por eso, la Coca-Cola Light es más ligera en calorías, mientras que la normal no lo es (la versión Light también usa el mismo edulcorante). El dióxido de carbono es menos denso que el agua, por lo que el refresco burbujea con la carbonatación. El jarabe de azúcar en Coca-Cola pesa lo suficiente como para hacer que toda la mezcla sea más densa que el agua. La cantidad de edulcorante en la Coca-Cola Light no es suficiente para superar la escasez de dióxido de carbono, por lo que flota.

Pero volviendo al edulcorante de la Zero, el aspartamo se metaboliza en ácido aspártico y fenilalanina, que son aminoácidos y metanol. Los aminoácidos se metabolizan a 4 calorías por gramo, como cualquier otra proteína o carbohidrato. Por eso solo se obtienen 25 calorías en la Coca-Cola Zero. Los requisitos dicen que si tiene menos de 4 calorías por porción, puede decir «0 calorías», principalmente debido a la incapacidad de controlarlo.

dos latas de coca cola zero con edulcorante

Peligroso para diabéticos

A pesar de que los edulcorantes se promocionan como la mejor alternativa al azúcar, no siempre son buenos para la salud. Lo bueno de los edulcorantes que se usan en los refrescos sin azúcar es que no están endulzados con azúcar, lo cual es bueno para los diabéticos. Lo malo de los edulcorantes artificiales como la sacarina, la sucralosa, el aspartamo y el acesulfamo de potasio (excepto Stevia) es que pueden engañar al hígado y al cerebro haciéndoles creer que son azúcar, y el cuerpo responde de esa manera con una respuesta metabólica aumentada.

No solo eso, sino que tienen efectos tóxicos en el cuerpo. En la diabetes tipo 2 puede significar que el cuerpo produce más insulina, lo que conduce a una mayor resistencia a la insulina, el principal problema asociado con el tipo 2. Por lo tanto, en pequeñas cantidades está bien tomar aspartamo, pero no debemos consumir constantemente este edulcorante en grandes cantidades.

¡Sé el primero en comentar!