¿Por qué la Coca-Cola sabe diferente en otros países?

Una botella de Coca-Cola

Si hemos viajado, aunque sea a Portugal o a Andorra, e incluso hasta puede que hayamos notado la diferencia de una comunidad autónoma a otra, nos habremos dado cuenta de que la Coca-Cola sabe algo diferente. Vamos a explicar a qué se debe y que factores alteran el sabor más famoso del mundo.

Los expertos coinciden, y llevan años diciendo, que no debemos consumir Coca-Cola, o al menos no con tanta asiduidad como hacemos en la actualidad. Esta bebida hiper azucarada está prohibida par niños pequeños, ya que altera los niveles de glucosa en sangre y aumenta las probabilidades de que ese menor sea diabético en la edad adulta y/o desarrolle obesidad en la adolescencia y en la adultez.

Dejando claro esto, la Coca-Cola se sigue consumiendo, igual que se sigue fumando, aunque se haya demostrado su relación directa con numerosos cánceres, tanto en adultos, como en niños y en mascotas por el humo de segunda mano, es decir, por ser fumadores pasivos.

Lo importante es mantener una alimentación saludable, variada y equilibrada, así como buenos hábitos de vida, como hacer deporte varias veces por semana y no consumir este tipo de refrescos ni tampoco fumar. Si mantenemos unos buenos hábitos de vida, podemos disfrutar de una Coca-Cola de vez en cuando, pero siempre siendo conscientes de la cantidad de azúcar que tiene. No creamos que la Zero es mejor, no, porque cuenta con edulcorantes como aspartamo y acesulfame-K. Ambos poco saludables a largo plazo.

La clave es el agua

Chapa roja de Coca-Cola

En España existe la broma de que el agua de Madrid es la mejor de España y el agua de Alicante es de las peores. Ahora no queremos abrir un debate, ni dejar en mal lugar a ninguna ciudad, pero es cierto que el agua no tiene el mismo sabor en Madrid que, en Valencia, o en Sevilla.

Las embotelladoras de los diferentes países donde se reparte Coca-Cola tiene un acuerdo con la compañía. Coca-Cola les proporciona el polvo concentrado de la bebida y la información sobre las cantidades de agua y gas. Es decir, en cada país y región se usará un agua diferente, por eso el sabor de la Coca-Cola de París es diferente a la de Barcelona, y también es diferente a la de Roma, o Viena, Berlín, Moscú, Japón, etc.

Es por esto que la receta es exactamente la misma, pero el agua y el gas no lo son, así es como se consigue un mismo producto en todo el mundo, pero con ligeras variaciones. Esto, lejos de perjudicar a la marca, la ha ayudado a ser de las marcas más vendidas y reconocidas en todo el mundo.

Tanto es así, que hay multitud de fanáticos en todo el mundo que cuando viajan a otras ciudades y países, piden este refresco para conocer su sabor en ese lugar. Ahora ya tenemos otra motivación más para viajar, pero recordemos, que la Coca-Cola no es un refresco saludable por mucho que patrocine eventos deportivos y sus anuncios nos ayuden a ser más «felices».


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.