¿Puedo morir si bebo Coca-Cola muy rápido?

¿Puedo morir si bebo Coca-Cola muy rápido?

Sofía Pacheco

Alrededor de la Coca-Cola y otras bebidas azucaradas con gas siempre hay rumores de mala salud, muerte prematura, diabetes, colesterol, infartos y similares, pero hoy vamos un paso más allá. Aparte de explicar qué hace esta bebida en nuestro cuerpo, vamos a decir si es buena idea o no, beber Coca-Cola   muy deprisa.

Cuando hace mucho calor y tenemos sed, hay muchos que acostumbran a abrir un refresco, echar hielo en un vaso y beberlo rápido. Esto tiene una serie de consecuencias muy negativas para el organismo, tan negativas como la muerte.

Empecemos por el principio, y es que la Coca-Cola es una bebida artificial que, aparte de inventarse con fines farmacológicos, es una de las bebidas más consumidas a nivel mundial desde hace un siglo. Esto ha dado pie a desarrollar innumerables estudios científicos donde se desaconseja el consumo de este tipo de bebidas. ¿El resultado? Se sigue consumiendo como si nada.

La Coca-Cola altera nuestro organismo

El cuerpo, a los 10 o 15 minutos de ser ingerida, empieza a asimilar las casi 10 cucharadas de azúcar que tiene una lata de 330 cl. A los 20 minutos, la formación de insulina se dispara y el hígado transforma ese azúcar en grasa. Al cabo de media hora, nuestro cuerpo ya ha absorbido toda la cafeína, las pupilas se dilatan, la presión sanguínea aumenta y el hígado libera más azúcar.

Cuando pasan 40 minutos, nuestro organismo produce dopamina y conseguimos una sensación de placer y bienestar en el cerebro. El éxtasis (negativo) llega al cabo de la hora que es cuando tendremos ganas de ir al baño. En ese proceso, perdemos multitud de minerales como calcio magnesio y zinc que son esenciales para nuestro cuerpo.

Beber Coca-Cola rápido tiene riesgos

La cosa no queda ahí, sino que entre tantos picos de glucosa el organismo empieza a pedir líquido, y nosotros seguimos ofreciendo Coca-Cola por lo que es un círculo vicioso que empeora cada día un poco más nuestra salud.

El consumo esporádico de estas bebidas no está del todo mal, aunque lo más recomendable es no acercarse a ellas. Un consumo asiduo da lugar a problemas como diabetes (la insulina que se genera para contrarrestar ya no es suficiente y el páncreas deja de producirla o la produce de mala calidad), colesterol, enfermedades cardiacas, infartos cerebrovasculares, etc.

Sí, puedes morir por beber Coca-Cola rápido

Ya sabemos que a la larga ingerir este tipo de bebidas no es beneficioso para la salud, pero es que el hecho de beber Coca-Cola rápido es aún peor. Pongámonos en situación, sabemos que es un refresco con gasta y azucarado, pues bien, si tomamos mucha cantidad (más de un litro) en menos de 10 minutos, nuestra vida puede acabar para siempre.

De hecho, hace pocos meses, un joven de 22 años tenía calor y mucha sed, así que abrió su botella de litro y medio de Coca-Cola y se la bebió en solo 10 minutos. ¿Resultado? Falleció a los pocos minutos por la acumulación de gases en su cuerpo. Eso concluyeron los forenses y médicos.

Así que sí, técnicamente estas bebidas gaseosas pueden acortar drásticamente nuestra vida. Por lo que recomendamos reducir su consumo a una o dos veces al mes y tomarla con tranquilidad. Si tenemos mucha sed, lo mejor es beber agua directamente o agua con sabores naturales.

¡Sé el primero en comentar!