Apple Watch, Polar y Fitbit, ¿qué reloj mide mejor el ritmo cardíaco?

Un estudio ha sacado a la luz una dura realidad y es que el Apple Watch, Polar Vantage y Fitbit Sense, son 3 relojes inexactos. A ver, no es que calculen mal el ritmo cardíaco y el gasto energético, simplemente, que los resultados de los 3 relojes inteligentes se han comparado con maquinaria médica y ninguno coincide. A pesar de eso, hay uno que ha ganado por su aproximación a los números reales, ¿cuál ha sido?

En esta investigación se quiso conocer la precisión de 3 relojes inteligentes a la hora de medir la frecuencia cardíaca y el gasto energético realizando 5 actividades deportivas. La población estudiada fue un grupo de 60 personas, en concreto, 30 hombres y 30 mujeres adultos y sanos.

Los valores de ritmo cardíaco y gasto energético se compararon de forma simultánea con Metamax 3B, un dispositivo que se usa en medicina y que es altamente preciso. Se trata de un espirómetro ergométrico móvil ultraligero muy preciso que funciona por Bluetooth y puede usarse hasta debajo del agua. El uso habitual de este dispositivo es para realizar pruebas de esfuerzo.

Las actividades que se desarrollaron durante la investigación fueron sentarse, caminar, correr, ejercicios de resistencia y montar en bicicleta. Son actividades comunes entre quienes usan este tipo de dispositivos con los que mejorar los hábitos de vida, por lo tanto, podemos ver cómo de precisos son estos relojes inteligentes.

Apple Watch Series 6, gana la batalla

Apple Watch Series 6

Los modelos usados en el estudio fueron el Apple Watch Series 6, Polar Vantage y Fitbit Sense. Poco a poco iban avanzando las pruebas y el reloj de Apple mostró un nivel de precisión más alto que el resto de relojes inteligentes, sobre todo en lo que respecta en la medición de la frecuencia cardíaca en las 5 actividades.

Por su parte, Polar Vantage y el Fitbit Sense mostraron grados de precisión muy malos en algunas actividades. Para que nos hagamos una idea, el margen de error en Apple Watch Series 6 era inferior a 5%, y en el reloj Polar Vantage a veces alcanzaba el 8,80% y el reloj de Fitbit llegó a marcar más de 10%.

El reloj de Apple tiene una medición del ritmo cardíaco con un error porcentual absoluto muy bajo en todas las pruebas donde no superaba el 2,9%, y el resto de competencia, es decir Polar y Fitbit rozaban el 6% como error porcentual absoluto.

En lo que respecta al gasto energético, aquí casi ninguno se salva en las actividades que se realizaron durante el estudio. Los 3 dispositivos realizan cálculos ineficaces para según qué actividades.

Las conclusiones son claras, ningún dispositivo se acerca a la realidad cuando calcula el gasto energético, pero el Apple Watch Series 6 es el más exacto a la hora de medir el ritmo cardíaco de una persona en reposo y realizando alguna actividad física, ya sea andar, montar en bicicleta, correr o estar sentado (reposo).

No por ello hay que fiarse al 100% de las mediciones de estos dispositivos, si notamos alguna anomalía, lo mejor es consultar con un médico o especialista y no dejarnos llevar por las métricas de un dispositivo enfocado a mejorar nuestra vida y alejarnos del sedentarismo.