¿Puedo comer plátano en la dieta keto?
Sofía Pacheco

La dieta keto, o cetogénica es una dieta algo restrictiva y que suele dar muy buenos resultados a la hora de perder grasa, aunque realmente no se inventó para eso, sino que tenía otro objetivo dentro del campo de la salud. Hoy queremos saber si podemos comer plátano en la dieta keto o, por el contrario, debemos eliminarlo de nuestra alimentación.

Las frutas son muy importantes en nuestra alimentación diario, de hecho, deberíamos comer 5 piezas diferentes al día, pero a veces es difícil cumplir con esos mínimos, ya sea por falta de tiempo, porque no todas las frutas nos gustan o nos sientan bien o porque no nos apetece.

El plátano es de las frutas más consumidas en el mundo y, en especial, en España, ya que aquí tenemos denominación de origen (protegida por la Unión Europea) con el Plátano de Canarias. Aunque todo cambia si estamos inmersos en una alimentación cetogénica.

La dieta keto elimina de nuestra alimentación todos los hidratos de carbono y solo permite un máximo de 20 o 30 gramos de carbohidratos por día. Lo normal es que un adulto medio consuma entre 200 y 350 gramos de carbohidratos al día, así que la diferencia es abismal. Esta dieta se ideó en los años 20 y 30 para reducir los ataques de epilepsia en niños, y resultó ser una dieta para perder peso muy eficaz.

Dejando a un lado la historia de esta conocida dieta, vamos a centrarnos en si se permite el plátano o no, y para ello, toca saber qué cantidad de carbohidratos tiene un solo plátano de tamaño medio-normal.

Dos plátanos amarillos

No, los plátanos no son keto

Un plátano de un tamaño estándar tiene entre 23 y 24 gramos de hidratos de carbono, lo que supera la cantidad de carbohidratos que se permite en esta dieta. Antes hemos dicho que el máximo son 30 gramos, pero si nos comemos un plátano, el resto del día deberíamos reducir drásticamente la ingesta de alimentos.

Esos carbohidratos van aumentando en función de lo maduro que sea el plátano. Por eso, si un día porque estamos fuera de casa o se nos antoja, deberemos comerlo poco maduro, pero no verde porque son indigestos. Aun así, ya sabemos que los plátanos no están aceptados dentro de la dieta cetogénica.

Los plátanos aportan vitamina A, C, B1, B2, B6, B9 y E, aparte de minerales esenciales como potasio, magnesio, hierro, selenio, zinc y calcio. Una fruta muy sabrosa que combina perfectamente con otras, con yogur, helado, chocolate, etc. e incluso nos ayuda a crear tortillas muy saludables con avena.

Hay otras frutas ricas en vitaminas y minerales que sí están aceptadas en la dieta keto como los arándanos, las fresas, las moras, frambuesas, naranja, coco, sandía, melón, melocotón, limón, ciruelas, mandarinas, cerezas, entre otras.

Como alternativa a los plátanos en la dieta keto, podríamos comer aguacate, que tiene una textura muy similar al fruto amarillo, y que también es muy rico en cuanto a nutrientes, como son sus vitaminas K, C, B5, B6, B9 y E, y sus minerales. Sin hablar de sus grasas saludables, la fibra alimentaria, que está libre de colesterol, etc.

¡Sé el primero en comentar!