Elimina esto de tu dieta si tienes helicobacter pylori

Helicobacter pylori es una infección por una bacteria que a veces no causa síntomas, pero se calcula que más de la mitad de la población mundial vive con esta enfermedad. Para evitar las consecuencias hace falta una dieta especial. Vamos a ver cómo afecta la helicobacter pylori para que sepamos qué tenemos que eliminar de nuestra alimentación diaria.

Desde el principio, la helicobacter pylori es una bacteria causante de la gastritis, que más adelante puede desembocar en úlcera y en el peor de los casos en cáncer de estómago. Su nombre se debe a que la bacteria tiene forma de hélice y al alojarse en nuestro estómago, puede empezar a producir anomalías en la mucosa gástrica o igual no nos afecta en nada.

Es una bacteria exclusiva del estómago humano, por lo que no hay riesgos con animales, sobre todo con mascotas como perros y gatos. Más del 70% de quienes tienen esta bacteria son asintomáticos y se cree que el 60% de la población mundial la tiene actualmente.

La cuestión es proteger al estómago por eso se creó la helicobacter pylori dieta, que no es otra cosa que una dieta blanda para no alterar los jugos gástricos y evitar la irritación e inflamación de la mucosa del estómago.

Cuando pensamos en dieta blanda, solo caemos en alimentos como arroz blanco, pan tostado, manzana, patata hervida, zanahoria hervida, pollo al vapor, etc. La dieta blanda básicamente elimina todo aquello que convierta la digestión en un sobre esfuerzo, es decir, las comidas con muchas grasas, las verduras crudas, el picante, las carnes, los alimentos altos en fibras, etc.

Ni café, ni frutas, ni sopas calientes

Sopa de pollo para dieta blanda

En la helicobacter pylori dieta hay que ser un poco más restrictivos, ya que hay alimentos saludables que no podemos comer. Normalmente las dietas blandas se incorporan durante unos días a causa de una gastroenteritis, por ejemplo. Una dieta blanda no puede ser muy extendida en el tiempo porque podría causar falta de nutrientes.

Sin embargo, la helicobacter pylori dieta es una alimentación estricta impuesta por un profesional y que debe durar las semanas que dure el tratamiento. Esta bacteria se elimina mediante medicamentos y antibióticos, y durante este tiempo no podemos comer:

  • Pan muy tostado.
  • Sopas, cremas o bebidas calientes.
  • Comidas muy especiadas.
  • Ultraprocesados (alimentos altos en sal y azúcares).
  • Alcohol y licores.
  • Bebidas con gas y azucaradas.
  • Chocolate.
  • Té y café.
  • Embutidos y quesos curados.

Aparte, tampoco podemos comer alimentos saludables que, a priori no causan problemas, pero en este caso sí. Por ejemplo, frutos secos, frutas y verduras crudas; legumbres y cereales integrales (por su alto contenido en fibra) y pescado azul dado los altos niveles de ácidos grasos.

Si la enfermedad mejora, se pueden ir introduciendo alimentos de esta lista de prohibidos, pero se empezará por los saludables y en muy pequeñas cantidades y de forma esporádica para ver cómo reacciona el organismo.

Recordemos que debe ser un médico quien diagnostique la dolencia e imponga la dieta o régimen que mejor vea. Hay quienes convienen con la enfermedad y apenas tienen restricciones como el pescado azul. Hay otros alimentos que sí como los azúcares, grasas, bebidas con gas o picante.

¡Sé el primero en comentar!