¿Los flexitarianos pueden comer queso?

¿Los flexitarianos pueden comer queso?

Sofía Pacheco

En este texto vamos a explicar qué son los flexitarianos y si pueden o no comer queso. Dentro del grupo de vegetarianos hay varios subgrupos y aparte están los flexitarianos que viven con sus propias normas y principios. Una de las grandes dudas es si ellos pueden o no comer queso, o si hay algún tipo de queso que sí pueden comer y otros que no.

Hay mucho lío entre veganos, vegetarianos y flexitarianos. En pocas palabras, los veganos son vegetarianos estrictos, es decir, no comen alimentos de origen animal, los vegetarianos, a su vez, se dividen en varios subgrupos dependiendo de los alimentos de origen animal que sí consuman y después están los flexitarianos.

Este último grupo no se rige por ninguna etiqueta concreta ni tienen muchas prohibiciones o restricciones alimentarias. Más bien, van basando su alimentación en vegetales (dieta vegetariana estándar), y de vez en cuando consumen alimentos de origen animal, ya sea algo de pescado, carne, queso, leche, yogur, embutidos, mariscos, etc.

Este consumo suele ser muy ocasional, y cada persona tiene sus motivos, ya sea por integrarse a un grupo, por adaptarse al menú, por antojo, por necesidad puntual, por preferencia, por una celebración, por prisas, porque es lo único que reconoce en la carta del restaurante, por recomendación, etc.

A la pregunta «¿Los flexitarianos pueden comer queso?», la respuesta es sí, si ellos quieren. Es decir, son personas con una dieta flexible, pero principalmente vegetariana, de ahí el nombre de flexitariano.

Un flexitariano comiendo queso

¿Qué tipo de queso pueden comer?

Ya hemos aclarado que esta dieta tan flexible no lleva etiquetas ni casi prohibiciones, por lo que, si un vegetariano flexible quiere comer queso, lo hará. Al igual que un vegetariano que sea ovolactovegetariano, que es un subgrupo.

No hay ningún tipo de queso prohibido en esta dieta flexible, más allá de aquellos quesos que nos sienten mal, no nos guste su sabor o estén fuera de nuestro poder adquisitivo, por ejemplo. Sin olvidarnos de las personas que son intolerantes a la lactosa y su nivel de intolerancia.

Otra opción son los quesos veganos, es decir, quesos elaborados sin ingredientes de origen animal, esos los podemos comer todos, sin ningún problema. Otra cosa es que no nos gusten o no queramos comerlos, pero poder podemos y en la actualidad hay multitud de variedades hasta queso para untar, gratinar, para pizza, en lonchas, en triangulitos (como los del Caserío o la Vaca que ríe), tipo Babybel, etc.

Muchos flexitarianos y ovolactovegetarianos, suelen elegir quesos elaborados con cuajo macrobiano. Este cuajo se logra mediante la fermentación biotecnológica de un hongo filamentoso llamado Rhizomucor miehei que es de origen vegetal. Estos quesos son elaborados sin ingredientes de origen animal y en la etiqueta suele poner «enzima de coagulación».

También hay quesos sin cuajo y quesos con cuajo de origen sintético o de origen vegetal que se les conoce como cuajo vegetal. Todos son aptos para dietas vegetarianas y flexitarianas, entre otras. En realidad, son aptos para todas las personas que quieran probar estas alternativas al queso tradicional.

¡Sé el primero en comentar!