La sorprendente razón de comer paella los domingos

La paella es el plato típico por excelencia de la cocina española. Este arroz con mariscos o carne se ha hecho popular en todo el mundo, aunque en España le rodean ciertas tradiciones. Por ejemplo, ¿por qué el domingo es el día que se prepara este plato?

Se considera un plato de día festivo, de comida en familia o de domingo. Y aunque su origen parece estar en Valencia, es una comida que se ha extendido por toda España.

Tradición española

No es algo que ocurra al azar. Esta tradición tiene una relación muy íntima con las familias que trabajaban en zonas costeras o cerca de la tierra. Trabajaban durante la semana y dedicaban la mañana de su día festivo a hacer un plato aprovechando todo lo que tenían. Por eso la paella tiene distintas versiones, dependiendo de si se come en sitios de mar o montaña. Sin embargo, aún no se ha entendido el por qué las zonas de costa esperaban hasta el domingo para hacer el arroz, pese a que tenían mariscos frescos toda la semana.

Podría decirse que la paella es un plato de aprovechamiento, aunque actualmente se prepare con ingredientes más elaborados. Por suerte, en la actualidad, el arroz es el protagonista de muchas comidas en casa y, aunque el domingo es el mejor día para degustarlo, lo hemos adaptado a recetas más sencillas entre semana.

Por eso, muchas casas y restaurantes ponen paella los domingos. Como símbolo de tradición y como un plato de alta elaboración. Comer arroz un día festivo es sinónimo de grandeza en las casas españolas.

plato de paella

Los jueves en menús de restaurantes

Lo que puede resultar más sorprendente es que, aunque la paella siempre se haya comido los domingos en las casas, algunos restaurantes y bares incluyen este plato en su menú semanal. Aunque nadie sabe muy bien por qué. Curiosamente lo hacen los jueves, y puede deberse a otra tradición que tiene dos orígenes.

Por una parte, se dice que el pescado se traía los lunes y se transportaría poco a poco hacia las ciudades del interior. Es decir, algunas ciudades, como Madrid, el pescado no llegaba hasta más tarde en la semana, normalmente el jueves, lo que significaba que ese era el mejor día para servir la paella de pescado en el menú.

La otra teoría es que los restaurantes hacen una gran compra semanal los viernes y, por lo tanto, preparan la paella los jueves para usar cualquier resto de carne, pescado, marisco o verduras antes de que se pongan en mal estado.

¡Sé el primero en comentar!