¿Por qué los triatletas usan dos gorros de natación?

El triatlón es uno de los deportes más duros y extremos. Los deportistas deben prepararse para correr, montar en bicicleta y nadar, aunque no siempre alcanzan el éxito. Es posible que nos hayamos fijado en las bicicletas que llevan, ¿pero cuál es el motivo de que usen dos gorros de natación para esta prueba?

La mayoría de los profesionales se aferran a esta técnica, que no es solamente una manía o un talismán. ¿Pero por qué el doble gorro es mejor? Las razones principales son seguridad y velocidad.

Más seguridad

Cuando un triatleta usa dos gorros de natación, lo normal es que las gafas de agua vayan por encima del primero, y luego se ponga el segundo. Con esto se evita que, en plena competición, si alguien da un golpe, las gafas se vayan al fondo del mar. Además, se agarran firmemente a nuestra cabeza, sin miedo a que se resbalen con el agua y los movimientos bruscos mientras se nada.

En la Gran Final de Cozumel (2016), Mario Mola se jugaba con Jonathan Brownlee su primer título mundial. Se arrepintió de no tener dos gorros de natación, ya que un manotazo en las primeras brazadas hizo que perdiera las gafas y el gorro. Aunque pudo continuar el resto de la prueba sin ellos, su rendimiento lo fue el que realmente esperaba. De esta forma, si hubiera tenido doble gorro, quizá solo hubiera perdido el exterior, o ninguno.

Este es solo un ejemplo conocido que hizo replantear cuántos gorros eran necesarios para hacer triatlón. Por ahora no hay ninguna regla que impida usar doble gorro, por lo que se recomienda en todo tipo de pruebas con aguas abiertas.

triatletas con gorros de natacion

¿De qué tipo deben ser?

Ahora que sabemos el por qué algunos triatletas, sobre todo profesionales, usan dos gorros, también es interesante saber si tienen que cumplir algún requisito. Los expertos recomiendan que el de abajo generalmente sea de látex, que se adapta mejor a nuestra cabeza, aunque aprieta más.

El de arriba, conviene que sea de silicona, aunque por desgracia la mayoría de las ocasiones es el que dan desde la organización de la prueba. Desafortunadamente, el tejido no es el mejor para rendir al 100%, ya que suele ser débil y fácil de romper. En cambio, si el gorro no es un requisito indispensable para la prueba, y tenemos la oportunidad de utilizar el nuestro, lo más aconsejable es que sea de silicona.

Este tejido tiene un porcentaje de rozamiento frente al agua más pequeño que el de otros materiales, con lo que a la hora de nadar, lo haríamos más rápido. Esto es lo que dice la teoría, por lo que estaríamos ganando hidrodinámica. Lógicamente, esta técnica en natación nos ayuda a ganar unas décimas de segundo de manera fácil, por algo tan sencillo como escoger el gorro con el material adecuado.

Sin embargo, hay deportistas que se agobian con el uso de dos gorros, así que la decisión es totalmente personal. Los expertos recomiendan probar unos meses en la piscina, para que cuando llegue la época de triatlones estemos habituados a usarlos sin miedo.

¡Sé el primero en comentar!