Estos futbolistas tienen mayor riesgo de padecer demencia

Todos hemos recibido un balonazo y sabemos el dolor momentáneo que produce. Los futbolistas están acostumbrados a entrenar con balones que impactan en sus cabezas para rematar una jugada o despejar.

Ahora, un reciente estudio alerta de que los balones de fútbol deberían venderse con advertencias sanitarias sobre su vínculo con la demencia. Willie Stewart, de la Universidad de Glasgow, dijo que deberíamos «empezar a hablar» sobre la prohibición de los partidos de niños y futbolistas aficionados, una idea también planteada por ex profesionales de este deporte.

Los balones de fútbol, los principales causantes

Los datos actuales sugieren que los balones de fútbol deberían venderse con una advertencia de salud que indique que el encabezado repetido de un balón de fútbol puede conducir a un mayor riesgo de demencia.

Los expertos se plantean si es realmente necesario golpear la pelota con la cabeza para jugar. ¿Quizá se podría prohibir este toque como el de la mano? Los futbolistas cuentan con el apoyo total de neurólogos, médicos y todo el respaldo médico. No hay más que leer la nueva investigación realizada por el equipo del profesor Stewart, la cual encontró que los futbolistas profesionales que juegan en defensa tienen cinco veces más probabilidades de desarrollar demencia que la población general.

Los futbolistas defensas sufren repetidos golpes en la cabeza, principalmente por cabeceos de balones de cuero y choques con otros jugadores. Sin embargo, los porteros no tienen tantas probabilidades de desarrollar la enfermedad neurodegenerativa, según el estudio. Los investigadores dijeron que el riesgo varía según el puesto y la duración de la carrera futbolística, pero no según la época en la que jugaron.

Los nuevos hallazgos también muestran que los diagnósticos de enfermedades neurodegenerativas aumentaron en función de la duración de una carrera, con un aumento de cinco veces en aquellos con las carreras más largas (más de 15 años). Aunque las pelotas son más ligeras, ahora viajan más rápido y, como resultado, pueden causar aún más daño.

balón para futbolistas

La demencia varía según la posición de los futbolistas

En enero de 2018 se inició una investigación de la Universidad de Glasgow para conocer los temores de que cabecear el balón pueda estar relacionado con lesiones cerebrales. El tan esperado estudio, encargado por la Asociación de Fútbol (FA) y la Asociación de Futbolistas Profesionales (PFA), comenzó después de las afirmaciones de que el exdelantero del West Brom Jeff Astle muriese debido a un traumatismo craneal repetido. El profesor Stewart, neuropatólogo consultor, también quería saber si el riesgo de enfermedad neurodegenerativa variaba según la posición del jugador, la duración de la carrera o la época de juego.

Los resultados mostraron que los porteros tenían un riesgo similar al de la población general de desarrollar demencia. Sin embargo, el riesgo para los jugadores de campo era casi cuatro veces mayor y variaba según la posición del jugador, siendo el riesgo más alto entre los defensores, alrededor de cinco veces más.

Los nuevos hallazgos también muestran que los diagnósticos de enfermedades neurodegenerativas aumentaron en función de la duración de una carrera, que van desde una duplicación del riesgo en aquellos con la carrera más corta (definida como menos de cinco años) hasta alrededor de cinco veces más en aquellos con carreras más largas. (más de 15 años).

La evidencia es clara de que el factor de riesgo más destacado para la enfermedad neurodegenerativa en el fútbol es la exposición a lesiones en la cabeza y a impactos en la cabeza. Los científicos comentan que se debe adoptar un enfoque de principio de precaución para reducir, o eliminar, la exposición a impactos innecesarios en la cabeza.

La última investigación se produce pocos días después de que el fútbol inglés anunciara restricciones de cabeceo entre adultos por primera vez, y los jugadores profesionales ahora se limitan a 10 golpes con la cabeza de «mayor fuerza» por semana de entrenamiento. Las pautas se aplicarán desde la Premier League a las bases desde el inicio de la temporada 2021-22. Los niños de primaria ya tienen prohibido practicar el cabeceo por completo.