Nuevas normas para los atletas trans de los Juegos Olímpicos

La participación de atletas trans es aún escasa, aunque siempre crea debates sobre las categorías en las que deben competir. El Comité Olímpico Internacional quiere dejar de ubicar a los deportistas según sus niveles de testosterona.

En las nuevas normas para la inclusión sobre la base de la identidad de género, el COI ha pensado en políticas que requieren evidencia de que los atletas transgénero tienen una ventaja competitiva. El propio Comité impulsa la responsabilidad de hacer políticas de género a los órganos rectores de los deportes individuales, al igual que ofrece ayudar a esas organizaciones a crear reglas justas.

El nivel de testosterona no será decisivo

Las nuevas reglas reemplazan una política del COI de 2015 que exigía que los atletas transgénero e intersexuales tuvieran niveles de testosterona por debajo de un cierto umbral. Este era medido a través de una prueba que podría ser perjudicial para ellos.

Todo deportista tiene derecho a practicar deporte sin discriminación y respetando su salud, seguridad y dignidad”, afirman las nuevas directrices. «Al mismo tiempo, la credibilidad del deporte competitivo, y en particular de las competiciones deportivas de alto nivel, se basa en un campo de juego nivelado en el que ningún atleta tiene una ventaja injusta o desproporcionada sobre el resto«.

En los Juegos de Tokio de este verano, la levantadora de pesas Laurel Hubbard se convirtió en la primera atleta femenina abiertamente transgénero que competía en los Juegos Olímpicos.

Los funcionarios del COI dijeron que esperaban que las nuevas pautas permitan a los deportes adaptar sus políticas de elegibilidad de género de manera más equitativa. Dijeron que al estudiar formas de actualizar la política, descubrieron que muchas federaciones deportivas estaban elaborando sus propias reglas para la elegibilidad de género.

La nueva política de atletas trans pide a las organizaciones deportivas que consideren una serie de factores, como la inclusión, la prevención de daños y la justicia al establecer sus reglas. Pero el más importante es que parece que se alejan de los límites de testosterona. Es importante que se amplíen la base de pruebas. Hay mucha investigación interesante que debe llegar a una conclusión y que dará mucha más información sobre el rendimiento. Ese es el tema realmente clave para determinar la elegibilidad.

atletas trans en olimpiadas

Se respetará la privacidad de los atletas trans

El COI también dijo que las pruebas de sexo y los «exámenes físicos invasivos» utilizados para verificar el sexo de un atleta eran irrespetuosos y potencialmente dañinos.

«Realmente queremos asegurarnos de que los atletas no sean presionados o coaccionados para que tomen una decisión dañina sobre sus cuerpos«. La prevención de daños es uno de los diez principios que guiarán la futura toma de decisiones por parte de los oficiales deportivos. Otros incluyen la no discriminación, la imparcialidad, las decisiones basadas en pruebas y la protección de la privacidad de los deportistas.

Todavía se espera que algunos atletas trans no sean elegidos en algunos deportes. Esto se señala como un problema específico para los deportes de combate y de contacto. El COI espera comenzar a realizar talleres con organizaciones deportivas en marzo, después de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing.

¡Sé el primero en comentar!