¿Por qué la arena de los Juegos Olímpicos no se pega a la piel?

Mientras que uno esperaría ver cuerpos empapados de sudor rápidamente cubiertos de arena, los jugadores profesionales de voleibol de playa pueden zambullirse de cabeza en el suelo sin que se les pegue un solo grano. Pero, ¿por qué ocurre esto? ¿Es arena falsa?

Cuando la gente va a cualquier playa, se cubre de arena. Es inevitable, tanto si nos mojamos con el mar como si estamos tumbados debajo de la sombrilla. Entonces, ¿por qué no les sucede eso a los jugadores profesionales de voleibol de playa?

Arena libre de conchas

La arena utilizada en las competencias olímpicas no es la misma que las de las playas a las que solemos ir. Este tipo está estrictamente regulada por la Federación Internacional de Voleibol para garantizar que no contenga guijarros ni fragmentos de conchas. La arena debe cumplir con un conjunto muy específico de pautas y, debido a esa alta calidad, se resbala directamente de los jugadores.

La forma fina da como resultado un grano más suave que el que se aprieta entre los dedos de los pies, lo que significa que puede entrar en contacto con la piel sin adherirse a ella. Por eso, la arena no es un impedimento entre los deportistas. No obstante, sigue sin ser un deporte sencillo, ya que requiere una gran capacidad en el rendimiento.

El año pasado, Tokio importó 3500 toneladas de arena de Vietnam para crear una superficie de medio metro de profundidad, que es segura y consistente para los jugadores.

deportistas olimpicos jugando en arena

No es sintética

Como decíamos antes, la Federación Internacional de Voleibol de Playa ha establecido regulaciones extensas, aunque no necesariamente precisas, para el tipo aceptable en la competencia de voleibol de playa. Así que no es una arena falsa o sintética.

Por ejemplo, la superficie debe estar compuesta de arena nivelada, lo más plana y uniforme posible, libre de rocas, conchas y cualquier otra cosa que pueda representar riesgos de cortes o lesiones para los jugadores. Además, para las Competiciones Mundiales y Oficiales de la FIVB, este material debe tener al menos 40 cm de profundidad y estar compuesta de granos finos y sueltos.

En ningún momento, la superficie de juego debe presentar ningún peligro de lesión para los jugadores. Por eso, la arena también debe tamizarse hasta un tamaño aceptable, sin ser demasiado gruesa y libre de piedras y partículas peligrosas. Tampoco debe ser demasiada fino para causar polvo y adherirse a la piel.

¡Sé el primero en comentar!