Entrenar en casa ha provocado el «agotamiento del sótano»

Los hábitos de entrenamiento han cambiado desde que inició la pandemia el año pasado. Muchos de nosotros vimos cómo cerraban los gimnasios y los centros deportivos, por lo que solamente nos quedaba entrenar en casa. Con suerte, hay quien podía dedicar un sótano o una habitación para hacer deporte, aunque la mayoría nos tuvimos que adaptar los espacios de los apartamentos.

Ahora que comienza a verse la luz a final del túnel, los amantes del deporte denotan cierto agotamiento mental. Y no es casualidad, ya que según una encuesta realizada por Orangetheory Fitness y Kelton Global, los usuarios de fitness online añoran el gimnasio y a sus entrenadores.

Los usuarios añoran las rutinas de gimnasio

Los participantes en la encuesta comentaron los efectos del cierre de gimnasios durante la pandemia, y el impacto que ha tenido en sus rutinas de acondicionamiento físico. El 85 por ciento de los encuestados planea hacer cambios en su actividad física. Mientras, el 43 por ciento piensa realizar nuevos objetivos de acondicionamiento físico.

No es raro que muchos cambiasen su estilo de entrenamiento durante la pandemia de COVID-19. Tanto los confinamientos como las restricciones de movilidad han afectado negativamente en la realización de ejercicio físico. De hecho, el 78% de los que amantes del entrenamiento dicen que sus rutinas se vieron afectadas, a pesar de haber hecho esfuerzos para evitarlo.

También existe cierta añoranza por aquellos que realizaban ejercicio en el gimnasio. El 70% de los encuestados aseguran que echan de menos su rutina de ejercicios previa al COVID-19. Y más del 30%, extraña estar en un gimnasio, tener acceso a diferentes equipos de fitness o contar con variedad deportiva en sus entrenamientos.

hombre haciendo deporte en un gimnasio

Los amantes del fitness están listos para un cambio

No obstante, no todo va a ser negativo. La pandemia también ha forzado que nos mantengamos activos el mayor tiempo posible. Es por eso que casi uno de cada tres de los encuestados quiere llevar sus rutinas de ejercicio fuera de casa con más frecuencia. Por ejemplo, se plantean regresar a un gimnasio o apuntarse a uno por primera vez.
Por otra parte, el 43% comentó que faltaba motivación para hacer ejercicio, el 32 % extraña las conexiones de la vida real que les aportaba las rutinas de ejercicio antes de la pandemia, y el 41% sufre la monotonía de las rutinas de ejercicios en casa.

Como decíamos antes, el impacto también ha sido mental. El agotamiento al que nos enfrentamos puede deberse a una falta de variedad en la actividad física, un entrenamiento excesivo al comienzo de la pandemia o un tiempo de recuperación insuficiente entre los entrenamientos. El 85% de los encuestados está ansioso y quiere hacer cambios positivos en su actividad física y el 43% dice que planea establecer y lograr nuevos objetivos de acondicionamiento físico.

Muchos de los usuarios que han realizado entrenamientos online están sufriendo el «agotamiento del sótano«. Esto podría deberse a una falta de variedad en la actividad física, un entrenamiento excesivo al comienzo de la pandemia o una recuperación insuficiente tiempo entre entrenamientos. Es por eso que se aconseja recuperar las rutinas de antes de la pandemia y disminuir ligeramente el entrenamiento indoor de casa.

¡Sé el primero en comentar!