Descubren el secreto de jugar bien al golf y tener buen swing

Ser jugador profesional de cualquier deporte requiere tener ciertas habilidades. También es importante conocer trucos posturales para mejorar el rendimiento, y eso se refleja en el golf.

Los mejores golfistas aprenden a jugar el deporte «al revés» cambiando de manos cuando sostienen el palo, sugiere un nuevo estudio.

Tradicionalmente, si una persona es diestra, coloca su mano derecha en la parte inferior del palo cuando agarra. Por el contrario, una persona diestra que coloca su mano izquierda en la parte inferior estaría jugando en una posición llamada «invertida». Las personas zurdas que juegan con la mano derecha, o viceversa, podrían tener más posibilidades de destacar en este deporte, como han demostrado famosos ganadores de golf.

Jugar al golf con la postura invertida es un éxito

La adopción de esta técnica inversa puede ayudar a los jugadores a golpear la pelota más lejos y con mayor precisión, según el equipo de investigación. El estudio se inspiró en el éxito de los golfistas cuya postura es opuesta a la de sus manos en otras actividades, como la escritura.

La mayoría de los golfistas aprenden a jugar en una postura que puede limitar el nivel de juego. Esto podría tener un efecto significativo, incluso si solo se trata de hacer que los niños prueben en ambos sentidos. Hasta ahora, la mayoría de entrenadores simplemente dicen «aquí hay un juego de palo de golf, ¿con qué mano escribes?”.

Sin embargo, esto no es solo para niños, sino también para aquellos que son nuevos en el deporte. Siempre hay margen para cuestionar los métodos tradicionales y hacer avanzar las cosas.

Del estudio, tan solo 9 de los 30 golfistas de la categoría superior, jugaban en una posición invertida, mientras que solo había cinco jugadores en posición invertida en los otros cuatro grupos combinados. Los investigadores encontraron una sobre representación significativa de golfistas de categoría superior y profesionales que adoptaron una postura inversa.

Las razones más comunes que dieron los golfistas ‘invertidos’ para elegir jugar de esta manera fueron una mayor precisión y distancia. Los autores del estudio piensan que una postura invertida puede no diferenciar a los jugadores en el nivel más alto, pero puede ser útil para llegar a esa categoría de jugador.

mujer practicando golf

Los principiantes deberían probarlo

Además, para los golfistas más novatos, inicialmente puede ser más fácil levantar un palo y golpear la pelota con un agarre tradicional. Sin embargo, intercambiar las manos puede ser beneficioso a largo plazo.

Aunque tener la mano dominante en la parte inferior de un agarre de golf ofrece una forma más fácil de golpear la pelota cuando se aprende el juego por primera vez, no transmite ventajas a largo plazo. A medida que se desarrolla la habilidad, tener un agarre fuerte más lejos del extremo de golpe aumentaría la potencia debido a que el pivote principal está más lejos del extremo de golpe del palo y aumenta el control a medida que la mano superior guía el swing.

Puede haber una ventaja en jugar al golf con una postura invertida debido a la ubicación de la mano preferida en la parte superior del palo. Esto podría tener un efecto significativo en cómo se enseña y se juega el juego.

¡Sé el primero en comentar!