Las pistas de pádel contienen arena por este motivo

Las pachangas de pádel entre semana o los partidos de competición tienen algo en común: la arena en las pistas de pádel. Seguramente te hayas preguntado por qué se vierte este producto, y realmente va más allá de mantener la cancha en buen estado.

¿Es necesaria la arena en las pistas de pádel? Esta pregunta tiene una respuesta contundente, por lo que deberías desconfiar de las instalaciones que no la contengan.

El suelo de la pista es importante

La mayoría de los amantes de este deporte lo practican para mantenerse en forma y despejar la mente. Obviando a los profesionales, las pistas de pádel más usadas son las de césped artificial. Existen también suelos de cemento y hormigón poroso, pero la moqueta es la más habitual para cualquier deportista medio. Para reconocerla, verás colores verdes, marrones o azul en mayor medida.

La moqueta o césped es el único tipo de pista que contiene sal o arena de sílice. Su función principal es prevenir lesiones, generar un bote más regular y reducir los resbalones.

Hace unos años, el nailon era el material más habitual en las pistas de pádel, ya que tenía una gran resistencia. No obstante, el deportista sufría rozaduras en la piel y heridas abrasivas. Es por eso que se decidió cambiar a otro tipo de material, como es el césped de polietileno o de polipropileno. Seguramente te hayas caído sobre ellos y no habrás sufrido secuelas (al menos por el roce).

pista de padel con arena

La arena en las pistas de pádel evitan lesiones

Lo más habitual es que el personal de mantenimiento sea el encargado de echar arena en las pistas de pádel, así como realizar algún barrido para distribuir de manera homogénea la arena sobre la cancha. Normalmente tiende a acumularse en los fondos, el centro de la pista y las proximidades de la red, así que de esta manera se busca mantener el suelo en perfecto estado.

Como decíamos anteriormente, la arena se vierte por unos motivos muy concretos, y todos ellos relacionados con el rendimiento del deportista:

  • La pelota tiene un bote más regular y consistente en las pistas con arena.
  • Evita la presencia de hongos y otros microorganismos, gracias a la presencia de sílice que evita la humedad de la pista de pádel.
  • Ayuda a tener buenos desplazamientos de los jugadores, ya que se evitan resbalones y se reduce el riesgo de lesiones. No puede faltar este elemento es en las zonas donde más pisada hacen los jugadores: el área de saque y la zona de transición de volea.
  • Aumenta la vida útil del césped o de la moqueta. En el caso de que no hubiera arena sobre ella, los filamentos de la moqueta se irían aplastando y terminarían desgastados mucho antes.

A no ser que seas dueño de una pista o club de pádel, la cantidad de arena que se vierte debe parecer un dato meramente anecdótico. No obstante, la cantidad depende de cada cancha y de los filamentos del césped. Lo más común es que se use arena sílice, con granos de tamaño que oscilan entre 0,5 y 0,8 mm.

Para distribuir la arena hay máquina especiales que la van moviendo de una a otra zona para que se esparza de manera equitativa. Si has tenido la suerte de pisar una pista recién repasada, notarás que es más suave y la arena no se acumula en los bordes de la pista. En definitiva, este producto es altamente necesario para los deportistas y el mantenimiento de la cancha, por lo que si no la ves presente, duda de su estado de cuidado.

¡Sé el primero en comentar!