El yogur natural podría bajar de precio en los próximos meses

A unos más y a otros menos, pero a todos nos gusta el yogur natural. Además, se trata de un alimento muy versátil que nos permite complementarlo con otros como cereales o frutas. El yogur natural es uno de los lácteos y alimentos básicos más completos que tenemos en la actualidad y si ahora nos parece barato, cuando su IVA baje al 4% lo será aún más.

Sabemos que no está bien visto afirmar algo que aún no ha sucedido, pero toda esta historia ha aparecido hoy en la palestra porque la AEFY, Asociación Española de Fabricantes del Yogur y Postres Lácteos Frescos, ha hecho una petición muy importante al gobierno y nosotros estamos de acuerdo.

La AEFY ha pedido al Gobierno de España que baje el IVA de los yogures naturales, del 10% al 4%, ya que consideran que es un bien de primera necesidad. Y es cierto, al menos nutricionalmente hablando.

Los yogures son un bien de primera necesidad

Los yogures, sobre todo los naturales y que están mínimamente procesados, son muy ricos en nutrientes esenciales, y son un alimento que cualquier miembro de la familia debe comer 1 o dos veces al día.

Lo que se quiere asegurar con esta petición, es darles acceso a las familias con rentas bajas a alimentos de primera necesidad como son los lácteos.

La AEFY alega que el yogur es «un alimento nutricionalmente denso», y es del todo cierto ya que gracias a él se consigue proteínas, vitaminas del grupo A y B, vitamina D, minerales como calcio, sodio, yodo, potasio, fósforo, magnesio y zinc.

Un cuento de yogur natural rodeado de galletas

No nos olvidemos de los probióticos del yogur. Al ser un alimento fermentado, esos probióticos ayudan a nuestra microbiota intestinal reforzando el sistema inmune. Aparte de eso, el yogur mejora la salud del corazón, disminuye el colesterol malo, baja la presión arterial alta, previene la osteoporosis, etc.

Pero dentro de todas estas bondades, el yogur natural tiene una letra pequeña, y es que para que sea beneficiosos, tiene que ser un yogur saludable, es decir, sin azúcar, sin colorantes, ni conservantes, sin potenciadores del sabor, etc. Un yogur natural clásico y normal.

En caso de elegir uno con frutas, hay que mirar en la etiqueta cómo está hecho y qué porcentaje de frutas trae. Aunque la mejor opción es elegir el yogur natural blanco normal y sin azúcar, y nosotros lo podemos mejorar echándole frutas, chocolate, miel, semillas, etc.

Ayudar a erradicar la obesidad infantil

Esta lacra de la sociedad es el resultado de una mala alimentación y unos malos hábitos de vida. Niños que comen pocas frutas y verduras, pero muchos ultraprocesados, dulces, productos azucarados, carnes, chacinas y embutidos.

La AEFY enmarca esta reclamación en los patrones de alimentación saludables para la población infantil española. Son muchos los estudios realizados por nutricionistas y dietistas especializados en jóvenes los que alegan que un yogur al día es de vital importancia para los menores. Aparte de mejorar la dieta en general y traer alimentos de calidad, aumentar las porciones de frutas y verduras y realizar algún tipo de actividad física durante 2 horas al día.

El comunicado de AEFY hace un recordatorio y es que el yogur natural aparece recomendado en guías prácticas y pirámides nutricionales. Hacen hincapié en que el yogur natural se considera dentro de los productos saludables recomendados para consumo diario, y al estar en esa categoría, debería tener un tipo superreducido de IVA, de ahí la reclamación de bajar del 10% al 4%.