Así se debe guardar la piña, según los expertos

como guardar piña correctamente

La piña es fantástica para apoyar huesos sanos y un sistema inmunológico fuerte, está repleta de antioxidantes y, francamente es deliciosa. La piña fresca es una de las muchas cosas que amamos del verano. Esto es especialmente cierto cuando entra la temporada alta de marzo a julio. Pero, ¿sabemos guardar una piña correctamente?

Las redes sociales demuestran que estábamos equivocados sobre cómo podríamos estar almacenando mal nuestras piñas. Una bloguera gastronómica subió a Instagram el mes pasado con un consejo que aprendió de su madre: «¿Cuántos de ustedes almacenan sus piñas así, sentadas hacia arriba? Mi madre me acaba de decir que siempre deben almacenar las piñas tumbadas, de lo contrario, todos los jugos se irán al fondo».

¿Pero en qué influye que el jugo se vaya al fondo? ¿Será menos sabrosa por arriba? Analizamos si esta teoría es cierta, y si llevamos años guardando mal esta fruta tropical.

piña tumbada en una caja

¿De pie o tumbada?

La gente puede pensar que guardar una piña de lado distribuirá el jugo de la fruta de manera más uniforme porque las piñas pueden ser más dulces en la parte inferior que en la parte superior. Sin embargo, almacenar una piña en posición vertical o de costado no hace una gran diferencia.

A diferencia de otras frutas, la piña no continúa madurando después de la cosecha, por lo que minimizar el tiempo de almacenamiento es el mejor consejo que se puede dar. La verdadera razón de la discrepancia vertical en la dulzura es que las piñas son una fruta compuesta. Esta significa que cada uno comienza como un fruto individual con su propia flor, y los frutos en la parte inferior de la piña son más viejos, más maduros y, por lo tanto, más dulces que los que están en la parte superior de la piña.

Buscaremos una piña que se vea fresca y sin manchas, luego la disfrutaremos lo antes posible. La guardaremos de pie, de lado o boca abajo; pero con la condición de comerla cuanto antes. Se recomienda a todos los amantes de la piña que preparen y coman la fruta no más de tres días después de la compra para tener la mejor experiencia. Simplemente la cortaremos en dados, la pondremos en un recipiente hermético y en el frigorífico durante tres o cuatro días, como máximo.

Si necesitamos más tiempo para darle un buen uso a esa piña, la cortaremos y guardaremos en el congelador para usarla más tarde en un Batido de piña verde, en una piña colada de 3 ingredientes o en un margarita de piña congelada.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.