¿Los plátanos pierden fibra cuando maduran?

¿Los plátanos pierden fibra cuando maduran?

Carol Álvarez

Los plátanos cambian de sabor y apariencia a medida que maduran. Pero, ¿cambian también su contenido nutricional? Conforme pasan de verde y firme a amarillo y suave, ¿pierden parte de su contenido de fibra?

No exactamente, no pierden fibra, pero está sí cambia a medida que el plátano madura. Pasa de tener un almidón más resistente a uno menos. El almidón resistente es un tipo de fibra prebiótica que se encuentra principalmente en alimentos como cereales, patatas, plátanos y frijoles. Como su nombre lo indica, estos almidones se resisten a descomponerse en el tracto digestivo. Esto les permite permanecer intactos hasta que llegan al intestino grueso, donde pueden usarse como combustible para las bacterias buenas de nuestro intestino.

La fibra sí cambia

A medida que un plátano madura, la estructura de sus carbohidratos se descompone de fibras prebióticas y pectina a azúcar. Por ejemplo, un plátano totalmente verde contiene más de 3 gramos de fibra, mientras que un plátano demasiado maduro posee menos de 2 gramos de fibra. La cantidad de carbohidratos totales en un plátano se mantiene constante, independientemente de su nivel de madurez. Pero el cambio en el contenido de fibra se puede atribuir a la transformación de sus carbohidratos conforme madura. Los valores de otros nutrientes, como el potasio, la vitamina C, las proteínas y las grasas, se mantienen constantes en cualquier etapa de madurez.

Otra cosa que cambia conforme madura un plátano es el factor de saciedad. Esto significa que comer una banana madura en vez de comer una más verde puede tener diferentes efectos en el apetito. Un plátano súper maduro es perfecto para hornear. Pero se recomiendan plátanos menos maduros para aprovechar más esa fibra prebiótica. La fibra prebiótica tiene un efecto de saciedad, haciéndonos sentir más satisfechos durante más tiempo. Dicho esto, el sabor de los plátanos completamente verdes puede no ser tan apetitoso como el de los plátanos maduros, así que buscaremos un término medio. Si un plátano está pasando su mejor momento, podría ser más adecuado para el pan de plátano que para la merienda.

platano maduro con fibra

Los verdes tienen más fibra

Y aunque el contenido de azúcar puede parecer alto, el índice glucémico de los plátanos maduros en realidad tiene una calificación baja de 51, mientras que la fruta ligeramente inmadura (amarillo con algunas secciones verdes) tiene un puntaje aún más bajo de 42. Esto significa que los plátanos ayudarán a mantener la sangre. niveles de azúcar más consistentes (en comparación con los alimentos con un IG más alto), al tiempo que se evitan grandes picos y caídas.

Esto podría deberse a la cantidad de almidón resistente en la fruta, que se mueve a través del intestino delgado sin mucha absorción en el torrente sanguíneo. Los plátanos, por lo tanto, son una buena opción alimenticia para las personas con diabetes u otras personas que intentan controlar sus niveles de azúcar en la sangre.

Muchos de nosotros podemos pensar que los plátanos deben estar completamente amarillos cuando los comemos. Pero los plátanos son saludables y seguros para comer en cualquier etapa de su desarrollo. La próxima vez que busquemos uno, hay que recordar que un plátano que está un poco verde puede tener un poco más de fibra amigable con el intestino que uno que está completamente maduro o demasiado maduro (esos podrían ser mejores para una de nuestras recetas saludables de postres de plátano).

¡Sé el primero en comentar!