Plátano y leche, ¿dos alimentos que mejor no mezclar?

Hace unos años era común oír cómo la gente mayor prohibía ciertas combinaciones de alimentos, y un día se nos dio por probarla y aquí seguimos. Algo similar pasa con el plátano y la leche y tiene su razón de ser. Hoy vamos a aprender si la prohibición de mezclar plátano con leche es un mito o es real y llevamos toda la vida haciéndolo mal.

Mezclar plátano y leche, ¿se puede o mejor no? En Internet hay cientos de páginas donde dicen hasta que beber agua es malo, así que hay que tener mucho cuidado con qué leemos y dónde lo leemos, sobre todo esto último.

Multitud de veces hemos visto esta combinación en batidos procesados en supermercados, cafeterías, bares, incluso lo podemos hacer nosotros mismos en casa. Es cierto que, casi siempre, a esa mezcla se le añade fresas, por ejemplo. Pero ambos por separado son dos alimentos altamente nutritivos y también calóricos, dependiendo de qué tipo de plátano y tipo de leche hayamos elegido en ese momento.

Plátano y leche, ¿sí o no?

De hecho, un plátano tiene unas 100 calorías y un vaso de 250 ml de leche entera tiene unas 160 calorías. Eso unido a que los batidos que compramos tienen azúcares añadidos y grasas, por lo que las calorías aumentan. Es este es uno de los principales motivos por los que no se ve con buenos ojos que se mezclen plátano y leche de forma habitual.

Mezclar plátano y leche

El otro rumor, y esto depende de cada persona, es porque son dos alimentos pesados. Al entrar al estómago, el plátano se fermenta y al mezclase con la leche la combinación se agría y podemos sufrir ciertas consecuencias desagradables como dolor de estómago, gases, distensión abdominal, diarreas, fatiga. malestar, etc.

Como decimos, esto es algo que podría pasarnos. Si hacemos esta mezcla y nos sienta mal, recomendamos probar cada ingrediente por separado. Por ejemplo, si cada vez que comemos plátano nuestra barriga se hincha y tenemos gases, podría ser señal de alergia o intolerancia, en el caso de la leche.

No existe ningún estudio médico ni científico que diga que esta combinación es mortal, porque obviamente NO lo es. Lo único es que habrá días que nos siente mejor y otros peor, o a personas que se les haga pesada la mezcla y a otras no. Es como si comemos gambas con mayonesa y piña, muy bien no va a terminar eso en el 80% de los intentos, el resto seguirá con su vida y ni se enterará.

Así pues, técnicamente sí se puede mezclar plátano con leche, ya sea por separado, en batidos, en un bol, con leche entera, semi, sin lactosa o vegetal. Lo importante es tener una dieta bien equilibrada y variada donde haya verduras, frutas, legumbres, semillas, proteínas (animales o vegetales), lácteos y agua, mucha agua.

¡Sé el primero en comentar!