¿Por qué no existen pastillas de proteínas?

Los suplementos de proteína en polvo no son del agrado de todos. O bien son muy dulces por los edulcorantes, o sientan mal al estómago. Incluso, puede volverse tedioso manejar grandes sacos de proteína cuando viajamos fuera de casa. Es por eso que muchos se preguntan el por qué no existen pastillas de proteínas.

Al igual que existen píldoras de vitamina C, zinc, magnesio o aceite de pescado, ¿por qué no sucede lo mismo con las proteínas? El principal inconveniente puede ser el coste de este suplemento, aunque también se interpone la cantidad comprimida que cabe en una pequeña pastilla.

2 gramos de proteína por pastilla

Existen algunas pastillas de proteínas, aunque no son tan comunes como la proteína en polvo. De media, estas píldoras contienen alrededor de 2 gramos de proteína como máximo. Si la comparamos con un cazo medio de proteína de suero son, según el tamaño, alrededor de 20 a 25 gramos de proteína.

Dos gramos de proteína en forma de píldora es un esfuerzo bastante inútil. Necesitaríamos puñados de esas píldoras durante todo el día para igualar una cucharada de proteína en polvo. Es decir, si tomamos una o dos píldoras de proteína, estaremos agregando quizás 4 gramos de proteína a la dieta. Eso es insignificante y también muy caro. Incluso, se pueden obtener más proteínas de un huevo, un envase de yogur, un vaso de leche, etc.

Además, hay que tener en cuenta que para personas deportistas se recomienda consumir unos 2 gramos de proteína por cada kilo de peso corporal. Por lo tanto, necesitaríamos tomar más de 10 pastillas diarias para alcanzar la misma dosis que un cazo de suplemento en polvo. Y ya no es solo una cuestión económica, sino que no parece muy saludable ingerir tantas píldoras diarias.

Ni si quiera es una opción interesante cuando estamos fuera de casa. Puesto que para ingerir dos gramos de este macronutriente, es mejor elegir un batido proteico de supermercado o un plato rico en proteínas (una hamburguesa con huevo a la plancha, por ejemplo). Será más económico y tomaremos más cantidad.

hombre tomando un batido de proteinas

¿No valen los aminoácidos?

Estamos de acuerdo en que las proteínas de suero no pueden tomarse en forma de pastilla, pero sí existen píldoras de aminoácidos (como, por ejemplo, BCAA). Sin embargo, muchas cápsulas de «aminoácidos» son simplemente polvo de proteína de suero de leche con el perfil promedio de aminoácidos indicado en el envase. Así que termina siendo una proteína de suero de leche muy cara.

Aún así, aunque muchas de las llamadas píldoras de aminoácidos son solo proteína de suero, algunas proporcionarán aminoácidos de forma libre. Los aminoácidos de forma libre, ya sea en una cápsula o en polvo a granel, no son de ninguna manera superiores a las proteínas en polvo a pesar de que muchas fuentes afirman que lo sean.

En definitiva, si queremos consumir la cantidad necesaria de proteína, se aconseja llevar una alimentación variada y tomar suplementos de proteína en polvo. Aunque no es necesario llevar suplementación si conseguimos calcular perfectamente las dosis proteicas diarias de los alimentos que tomamos.

¡Sé el primero en comentar!