Galletas Oreo: ¿son realmente veganas?

Galletas Oreo: ¿son realmente veganas?

Carol Álvarez

Muchos de nosotros crecimos comiendo galletas Oreo cuando éramos niños, separando el medio cremoso de la mitad de la galleta y sumergiéndola en un vaso alto de leche.

La icónica galleta sándwich se ha considerado una delicia vegana desde hace mucho tiempo, y ahora también viene en una variedad de otros deliciosos sabores sin lácteos. ¿Esto quiere decir que son realmente veganas?

Ingredientes veganos, pero no saludables

Las Oreo han sido de las pocas galletas que los veganos podían consumir hasta hace poco. Realmente se la considera una galleta vegana y sin lácteos desde que se lanzaron por primera vez. A pesar del relleno cremoso del centro, la galleta no contiene leche. Con la excepción de algunos sabores que contienen algunos ingredientes animales como la miel, la mayoría de las galletas Oreo son veganas. Sin embargo, existe el riesgo de contaminación cruzada en el proceso de fabricación. Por lo que las personas con alergias a los lácteos deberían no ser tan confiadas con este producto.

Los ingredientes enumerados en el envase son: «harina enriquecida sin blanquear, azúcar, aceite de palma y / o canola, cacao,  jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, levadura, almidón de maíz, sal, lecitina de soja, vainillina y chocolate sin azúcar». No se mencionan productos lácteos ni huevos, pero la propia empresa Oreo dice que no consideran que la galleta sea «apta para veganos». Esto se debe a que mantienen la presencia de leche como contacto cruzado y, por lo tanto, no son aptas para veganos exigentes.

Por desgracia, el hecho de que las Oreo sean veganas es solo un tipo de enganche de los productores de comida rápida. Ninguno de los ingredientes que se encuentran en una galleta Oreo son alimentos enteros y reales. Al igual que otros alimentos procesados, las Oreo contienen muchos ingredientes dañinos genéticamente modificados, incluido el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, un edulcorante omnipresente, y la lecitina de soja, un emulsionante extraído de la soja. Así que las galletas Oreo son un ejemplo perfecto de que el hecho de que algo sea vegano no lo hace saludable.

mano tirando galletas oreo

¿Los veganos no deberían comer Oreo?

Como la mayoría de los productos se fabrican en instalaciones que contienen productos de origen animal, ¿implica que una pequeña cantidad de leche hace que algo no sea vegano? Para obtener una respuesta, PETA comentó que los alimentos que contienen pequeñas cantidades de productos de origen animal no muestran ninguna preocupación. En un comunicado dijeron:

Algunos alimentos envasados ​​tienen una larga lista de ingredientes. Cuanto más abajo esté un ingrediente en la lista, menos de ese componente estará en el alimento. Las personas que han tomado la compasiva decisión de dejar de comer carne animal, huevos y productos lácteos pueden preguntarse si necesitan leer todos los ingredientes para comprobar si hay pequeñas cantidades de productos animales desconocidos. Nuestro consejo general es que no te preocupes demasiado. El objetivo de seguir una dieta vegetariana o vegana es ayudar a los animales y reducir el sufrimiento; esto se hace eligiendo un burrito de frijoles o una hamburguesa vegetariana en lugar de carne de pollo, o eligiendo tofu revuelto sobre huevos, no negándote a comer un alimento que de otra manera sería vegano porque tiene 0.001 gramos de monoglicéridos que posiblemente sean de origen animal«.

tipos de oreo veganas

Todos los tipos de Oreo veganas

  • Original. Las galletas originales de chocolate y vainilla son la opción clásica. Disfruta de tus sabores de leche veganos favoritos y comienza el remojo.
  • Doble crema. La unión de dos galletas Oreo con doble de crema.
  • Oreo Sin Gluten. Oreo, ¡pero sin gluten! Estas deliciosas golosinas incluyen galletas de chocolate hechas con arroz y harina de avena en lugar de trigo.
  • Crema de chocolate. Chocolate con chocolate: el sueño de los amantes del cacao, con crema sin lácteos intercalada entre dos galletas crujientes.
  • Chocolate negro. Si el chocolate normal no es suficiente para ti, entonces las Oreos de chocolate negro son lo tuyo.
  • Chip de Java. Tu frappé favorito se encuentra con la «galleta favorita de la leche». Estas galletas tienen una crema con sabor a café moteada con diminutas chispas de chocolate.
  • Pastel de zanahoria. No hay zanahorias reales en las Oreos de pastel de zanahoria, pero eso no debería impedir que las comas.
  • Limón. Si aún no estás en el equipo limón, deja que Oreo te ayude. Nada es tan refrescante como Oreos de limón crujientes y suaves igualmente ácidas e igualmente dulces. Es como una limonada sin la molestia de beber.
  • Doradas. La vainilla no siempre es aburrida. ¿Y cuando se trata de galletas Golden Oreo con sabor a vainilla sobre más crema de vainilla Oreo?
  • Mantequilla de cacahuete con chocolate. Oreos con un delicioso toque de fruto seco y el mejor regalo para los amantes del chocolate y la mantequilla de cacahuete.
  • Pastel de chocolate con mantequilla de cacahuete. Nada mejor que una rebanada de pastel de chocolate y cacahuete.
  • Panecillo de canela. Comer un panecillo de canela entero es un trabajo duro. Estas Oreos son cremosas, ligeramente picantes y perfectamente mojables y deja los bollos pegajosos para los niños.
  • Thins Mint. Mientras que el sabor regular de Oreo Mint contiene miel, la versión Thins no contiene miel. Y con una ráfaga de aceite de menta, son tan geniales como deliciosos.
  • Pastel de cumpleaños. El sabor de la Birthday Cake está apareciendo por todas partes. Si eres el primero en tomar un cacho de tarta en las fiestas de niños, entonces esto es para ti.
  • Coco Caramelo. Estas galletas Oreo dulces son una prueba de que el caramelo y el coco van juntos como las galletas y la crema.
  • Malvavisco de chocolate. Inspiradas en las famosas nubes, estas Oreos veraniegas contienen trozos de malvavisco que son totalmente veganos.
  • Chocolate con Avellana. Estas galletas sumergibles están rellenas con una crema de chocolate y avellanas que sabe mucho a Nutella, pero sin lácteos.