Moho en las almendras: ¿se quita o se tira?

Moho en las almendras: ¿se quita o se tira?

Carol Álvarez

Las almendras son uno de los frutos secos más populares del mundo y a la gente le encanta su textura crujiente y su sabor dulce. Pero, ¿qué sucede cuando se echa a perder y aparece moho? No es solo un mito: las almendras pueden ser muy perecederas, pero con las condiciones adecuadas.

Si creemos que las almendras podrían estar dañadas, lo mejor sería tirarlas. La mayoría de las almendras duran hasta seis meses después de comprarlas, pero es mejor guardarlas en un lugar fresco. También podemos comprobar mirando su exterior. Si la piel se ve seca, agrietada o amarillenta, es probable que las almendras estén en mal estado. Pero hay otras señales de que las almendras podrían haber pasado su mejor momento, como tener olor a humedad y moho, tener un tinte verdoso o notar su piel arrugada o partida.

Truco para eliminar el moho

Aunque no erradicará o ni desactivará por completo todos los mohos o micotoxinas que puedan estar presentes, hay un método que puede funcionar. En una solución de agua y carbonato de sodio, se recomienda remojar durante 24 a 72 horas. Un simple lavado con agua es eficaz para eliminar una proporción significativa de esporas de moho en varias superficies.

Podemos eliminar el moho con temperaturas que oscilan entre 60 y 70 grados centígrados. El agua hirviendo normalmente mata al moho, por lo que es un método efectivo. Además, recuerda que las micotoxinas que producen ciertos mohos pueden soportar altas temperaturas: hervir el moho puede destruirlo, pero los venenos que contiene seguirán persistiendo.

almendras con moho

Comer moho no es recomendable

Es cuando comemos almendras con moho de forma habitual puede representar un riesgo para la salud. La exposición al moho plantea varios peligros graves para la salud. Estos venenos pueden provocar problemas respiratorios, reacciones alérgicas y enfermedades, entre otras cosas. La aflatoxina es un tipo específico de micotoxina presente en las almendras.

Cuando un alimento tiene mucho crecimiento de moho, se han metido hilos de raíz. Los productos químicos venenosos se encuentran con frecuencia en y alrededor de los hilos de los mohos dañinos, lo que los hace particularmente peligrosos. Es posible notar síntomas similares a las intoxicaciones alimentarias, como náuseas, vómitos y diarrea. Cualquier persona con asma u otros trastornos respiratorios debe estar atento a los signos de una respuesta alérgica para estar seguro.

Además, las almendras mohosas son particularmente peligrosas porque albergan un hongo llamado Aspergillus flavus. Este hongo produce una de las toxinas más mortales conocidas por la humanidad. La toxina se acumula en el hígado y puede causar cáncer de hígado.

¡Sé el primero en comentar!