¿Es bueno tirar el líquido del yogur? ¿Qué es exactamente?

Cuando decimos líquido del yogur todos sabemos que nos referimos a ese caldito blanquecino casi transparente que se mueve en la parte superior del yogur al quitar la tapa. ¿Es agua? No ¿es un líquido artificial? No, entonces… ¿Qué es? Vamos a decir qué es exactamente ese líquido que acostumbramos a tirar, en lugar de mezclarlo con el resto del yogur.

El líquido del yogur son apenas unas pequeñas gotitas de líquido que se surgen en la parte superior del yogur creando una capa acuosa que vemos nada más abrir la tapa del yogur. No importa que sea un yogur natural, con sabores, con cereales, con trozos de fruta, etc. Ahí está ese líquido siempre.

Se trata de suero proteico y no, no deberíamos deshacernos de él, si no tomárnoslo con naturalidad porque forma parte del yogur. Vamos a tratar de explicarlo mejor. Se trata de un líquido totalmente seguro para nosotros y procede del propio yogur y no es más que la separación entre la parte sólida y la parte líquida del yogur.

Este suero desaparece cuando removemos el yogur, ya que conseguimos mezclar y homogenizar la mezcla de nuevo. Si no nos gusta remover el yogur porque se pone muy líquido, o por el motivo que sea, y decidimos tirar el líquido, debemos saber que no es solo agua.

Proteínas lácteas, calcio y fósforo

Yogur con frutas y cereales

Esto es lo que contiene el líquido que tantas y tantas veces hemos tirado encima de otro plato, una servilleta, al suelo, la basura, el fregadero, etc. Ahora sabemos que es bastante beneficioso mantener ese líquido dentro del vasito de yogur para no perder nutrientes esenciales.

Al ser líquido blanquecino y transparente nos da una ligera pista de que no se trata de la parte grasa del yogur, por lo tanto, no significa que el producto se ha cortado y se ha puesto malo, sino todo lo contrario, son proteínas y minerales muy importantes para el organismo.

Ahora la gran duda es ¿por qué surge ese líquido del yogur? Y es que debemos pensar en todo el proceso desde que el yogur se prepara, se envasa y llega al supermercado y después llega a nuestras manos. Se trata de un proceso largo con muchos peligros a cada paso, como los cambios de temperatura y la contaminación de bacterias, pero el líquido del yogur surge precisamente por el movimiento en el trasporte.

Cuanto más tiempo pase y más movimiento haya en el trasporte, mayor podrá ser la cantidad de líquido del yogur, así como los cambios de temperatura por los que ha pasado el alimento. Recordemos que los yogures están refrigerados para mantenerlos a salvo de las bacterias.

Por lo tanto, y a modo de conclusión, ya sabemos que ese líquido es bueno y que no debemos tirarlo, así que la solución es removerlo para devolver a la mezcla a su estado correcto. Son proteínas y minerales, y si el yogur está bien conservado y dentro de su fecha de consumo preferente, no debería haber ningún problema.

¡Sé el primero en comentar!