La lechuga fue el alimento favorito durante la primavera

La llegada del buen tiempo y las cálidas temperaturas animan a que consumamos platos frescos y naturales. La primavera de este año tuvo una verdura clave: la lechuga.

La lechuga ha sido el vegetal más consumido en primavera (82%), dejando atrás a las espinacas, preferidas en la campaña de invierno, al último lugar con un 16%. Los datos se han obtenido del II Observatorio Greenlovers de Primaflor, que analiza el consumo de alimentación hortofrutícola con el objetivo de identificar las diferentes tendencias estacionales que existen en el consumo alimentario de esta categoría.

Lechuga en todas sus variedades

Tanto en las variedades de cogollos (36%) y brotes tiernos (46%), la lechuga ha sido la verdura estrella de la época primaveral, muy por encima de las espinacas o el kale (col rizada). Aunque este alimento es conocido por sus beneficios nutricionales, la mayoría de los encuestados (65%), ha tenido en cuenta su sabor antes que el precio (11%). Muy por detrás quedan otro tipo de aspectos como la temporalidad (20%) o el tipo de envase (4%).

Las verduras y hortalizas son alimentos muy versátiles y cuentan con una gran diversidad de usos y elaboraciones. Según este estudio, un 54% de las personas prefieren consumirlas crudas, para conservar sus nutrientes intactos. Un 20% las cocinan al horno o a la plancha, mientras que un 14% deciden prepararlas hervidas o cocidas. Tomar verduras en forma de sopas frías o smoothies es otra opción por la que se decantan el 11% de los encuestados.

Comida y cena son los momentos del día preferidos para poner encima de la mesa una buena ensalada de lechuga o un nutritivo plato elaborado con una buena base de producto verde. Además, un 47% elige a su familia para compartir el momento, anteponiendo a pareja o amigos.

Las frutas y las verduras son alimentos esenciales de una dieta saludable, según los expertos en salud. Se recomienda la ingesta de un mínimo de dos raciones de verduras y hortalizas y tres piezas de fruta diarias para prevenir enfermedades importantes. El estudio recoge que el 58% de los encuestados consumen de dos a cuatro porciones, frente al 21% que toma cinco piezas o más. Esta tendencia se refleja en la cesta de la compra, teniendo un mayor peso en el 32% de los españoles (representa un 75%), frente al 46% que declara que la fruta y la verdura supone un 50% en su provisión de alimentos.

lechuga en un bol

Las ensaladas de cuarta gama son las favoritas

La pandemia ha cambiado muchos hábitos en el consumo de alimentos, pero las ensaladas se han mantenido en el top. De hecho, las de cuarta gama se ha convertido en un producto que cada vez está más presente en la cesta de la compra de los españoles.

Muchos prefieren la posibilidad de consumir verduras y hortalizas frescas de manera rápida, cómoda y limpia en formatos listos para consumir. Se convierte en la opción preferida por aquellos que quieren comer sano sin pasar mucho tiempo en la cocina.

Tras preguntar a los consumidores de Primaflor, el estudio confirma un empate en las preferencias, ya que tanto la Ensalada César (única del mercado cuya base vegetal es 100% lechuga romana, con queso parmesano, pollo y picatostes) como la gama de Enrollados de York y Pollo (tortillas de trigo acompañadas de escarola lisa, radicchio, batavia verde, tomate, pollo, quesos Edam y Cheddar y salsa de yogur), cuentan con un 41% de adeptos. Le siguen la ensalada de Lazos y Rúcula (10%) y la Capresse (2%).