¿Debemos guardar el café en el frigorífico?

¿Debemos guardar el café en el frigorífico?

Carol Álvarez

Tomar café todos los días es un hábito que la mayoría de los adultos mantienen a lo largo de su vida. Tanto si se compra molido o en grano, es necesario conocer cómo almacenarlo correctamente. Durante años se ha creído que un truco de auténtico barista era meterlo en el frigorífico, ¿pero es una buena idea?

En el caso de las verduras y otros alimentos, las temperaturas frías frenan el crecimiento y mantienen las cosas frescas durante más tiempo. Esto hace que su vida útil se prolongue. Sin embargo, para el café, guardarlo en el frigorífico es una mala idea. Los granos de café (y el molido) son semillas y no plantas u hojas.

El frigorífico reduce la calidad del café

A la gente le encanta el café, pero una taza rancia puede arruinarnos el día. Durante el proceso de fabricación, los granos se tuestan para quitarles humedad. Esto, a su vez, permite que se muelan fácilmente en el café que la mayoría de nosotros conocemos y amamos.

Al meter el café en grano o molido en el frigorífico, podemos hacer que se condense demasiada humedad dentro del recipiente. Los granos, tan secos como están, absorben esta humedad como una esponja. Esto significa que con el tiempo se pueden preparar parcialmente y perder gran parte de su potente sabor.

La exposición a la humedad también puede hacer que los granos se echen a perder. Esto puede hacer que tengan mal sabor e incluso ser potencialmente peligrosos para la salud, dependiendo de la cantidad de humedad que se condense dentro del recipiente. Como resultado, el café puede comenzar a descomponerse y esto puede crear una gran cantidad de nuevos problemas con los que lidiar.

Además, al meter y sacar el café del frigorífico o del congelador todos los días, estaremos agravando la situación. Estos cambios de temperatura pueden dejar al café sin sabor. La estructura celular cambia, lo que provoca una pérdida de los aceites que le dan al café su aroma y sabor. Ni si quiera es buena idea guardar en frío los granos de café comestibles.

café molido en un dispensador

El mejor lugar es la despensa

La mejor manera de mantener fresco el molido o los granos enteros es almacenarlo en un estante de la despensa en un recipiente hermético opaco lejos de la luz, el calor y la humedad.

No solo es importante almacenarlo en el lugar correcto, también es importante guardarlo en un recipiente herméticamente cerrado. Ya sea en el armario de uso diario o en el sótano, es importante mantener los granos o el café molido en un recipiente hermético con una válvula de una vía. La válvula unidireccional asegura que el oxígeno no entre, pero permite que escape el CO2. Los granos emiten CO2 después de haber sido tostados, que finalmente se convierte en una » floración de café «. La válvula asegura que el gas pueda escapar. Al igual que la humedad, el oxígeno es malo para el café, por lo que mantenerlo bien sellado es muy importante.

Si conseguimos mantener la humedad y el aire alejados, no solo tendremos una mejor calidad, también tendremos mejores mañanas.

¡Sé el primero en comentar!