La Generación Z se informa sobre alimentación en Instagram

Los jóvenes de todo el mundo nacidos entre 1995 y 2015 (Generación Z) son plenamente conscientes de la importancia de tener una buena alimentación, pero también saben que comer saludable ahora mismo es más una moda que un hábito real. Son dos conclusiones rescatadas de una encuesta realizada en Reino Unido, Francia, Alemania, Polonia y España a más de 2000 personas de entre 18 y 24 años.

Los más jóvenes quieren promover cambios reales en el sector de la alimentación para favorecer el acceso a la alimentación saludable. Esto se rescata de una investigación realizada por EIT Food, que es el ecosistema de innovación alimentaria más grande del mundo y que a su vez tiene el respaldo y el apoyo del EIUT europeo.

Este organismo decidió encuestar a más de 2.000 jóvenes en diferentes países europeos con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años. Las preguntas estaban relacionadas con el acceso a la información en nutrición, sobre los tipos de comida, los ultraprocesados, los hábitos alimenticios, las opciones saludables que nos rodean, etc. El objetivo de esta encuesta es saber si el futuro del planeta está bien informado, sabe alimentarse bien y si tiene algún plan o idea para mejorar el sistema.

Las redes sociales, como biblioteca universal

Los jóvenes de la Generación Z acuden a Instagram y a TikTok para informarse sobre temas de alimentación saludable y deporte. Esto, a priori, puede ser algo positivo, pero deja ver la enorme brecha que existe en el sistema de educación y en los medios de comunicación convencionales.

Quienes acuden a las redes sociales para para informarse buscan consejos, recetas, nuevas opciones de plato, ingredientes nuevos, mejores combinaciones, etc. Sobre todo, consejos sobre alimentación saludable, y es que la Generación Z lo ha dicho en las encuestas, que no se sienten apoyados por la industria alimenticia, dirigentes políticos, ni el profesorado, ni nada.

Un ejemplo de plato saludable de la Generación Z

Tanto es así que el 75% de los encuestados dice que necesita consejos más directos y claros para saber llevar una dieta saludable y lo más equilibrada posible. A esto se suma que el 65% afirman no haber recibido suficiente educación e información por el método tradicional (colegio) sobre cómo comer de forma variada y saludable.

Lara estos jóvenes que hoy tienen poco más de 20 años tener una fuente de información fiable es de vital importancia. Esto lo achacan a la cantidad de consejos contradictorios que ven a diario y por eso les gustaría tener una fuente de total confianza.

En vistas de esta situación muchos integrantes de la Generación Z están encargándose de llenar ese vacío a través del contenido que miran en las redes sociales, principalmente en Instagram y en TikTok.

El 78% quiere etiquetas más claras

La Generación Z está verdaderamente comprometida con la alimentación saludable y en mejorar los hábitos alimenticios, tanto es así que el 36% de los jóvenes encuestados revisa las calorías y los ingredientes, y el 24% hace un seguimiento de los nutrientes que consumen.

Algo positivo es que los alimentos integrales, orgánicos y de origen vegetal van ganando terreno frente a lo habitual y a los ultraprocesados. La juventud busca opciones más saludables y responsables. Además, la Generación Z confirma lo que muchos ya sabíamos, y es que la pandemia ha ayudado a hacernos más conscientes de nuestra alimentación.

El 67% de los encuestados cree firmemente que todo esto es pasajero y el interés por la comida saludable es solo una moda ahora mismo. Con respecto a la accesibilidad, el 78% de los jóvenes buscan un etiquetado más claro donde se cuente cómo se realiza el alimento y no solo aparezcan los ingredientes.

El 43% se decanta por opciones saludables si están en descuentos, tiene promociones o algo similar y esto no nos parece raro, ya que el 67% cree que la alimentación saludable es más cara que la convencional.