Comer insectos, así será la alimentación del futuro

Hace 50 años creíamos que en 2020 los coches volarían y estábamos muy equivocados, ya que de momento eso no está previsto, lo que sí está cambiando a pasos agigantados es la alimentación y el termino foodtech lo resume bastante bien. Un futuro donde la carne se reducirá a más de la mitad, donde los alimentos se fabricarán mediante impresión 3D, donde vamos a comer insectos y hasta los envases de los productos.

La revolución de la alimentación pasa por probar nuevos ingredientes, como, por ejemplo, comer insectos o directamente comernos el envase también. En la actualidad hay envases que están hechos a base de semillas, por lo que, al sacar los productos de la bolsa o la caja, podemos humedecer el envase y plantarlo en una maceta con turba. Al cabo de los pocos días comienza a crecer una planta. También hay embalajes y envases que se disuelven en agua sin contaminar lo más mínimo.

La revolución es real, no hay más que fijarse en que los veganos podemos comer hamburguesas, bacon, queso, etc., sin ser lo que dicen ser, pero con el mismo aspecto, forma y sabor, y a veces hasta el mismo color y olor. Pues por ahí de encaminado va el sector.

Batido de proteínas con harina de insectos

La revolución empieza fuerte, sí… Una de las empresas que ha entrado al terreno de juego es Becrit que apareció en 2019 y en marzo de 2020 lanzó su idea de comer insectos como opción nutritiva. Esta empresa de reciente creación propone un batido de proteínas con harina de insecto y según ellos, su ingrediente principal es un insecto que nos aporta hasta 70 gramos de proteínas por cada 100 de producto, Omega 3 y Omega 6, vitamina B12 y otros nutrientes esenciales para el normal funcionamiento del organismo.

Batido natural de frutos del bosque

Natural Machines, otra empresa también de creciente creación (2018) quiere poner solución al problema a la excesiva demanda de alimentación que se nos viene encima en los próximos años por la sobrepoblación y a la escasez de alimentos dado que los recursos no son ilimitados y porque mientras sigamos produciendo a estos ritmos, seguiremos engordando el cambio climático con la consecuencia de que muchos alimentos desaparecerán.

Lo que quiera esta joven empresa es producir comida mediante la impresión 3D. Esto también evitará el despilfarro de comida que tenemos en la actualidad, reduciendo también el consumo energético. Pero esto no debería sonarnos a algo extraño, ya que la impresión 3D ya se usa em decoraciones de pasteles.

Cocción por láser de Natural Machines

Más allá de comer insectos o crear comida en 3D, llega la cocción por láser que, según sus inventores, permite cocinar sin agua, ni aceite y consume 10 veces menos energía que un horno convencional. Esta tecnología ya se está usando en la actualidad, por lo que podríamos decir que ya estamos en el futuro.

En la actualidad, Natural Machines, trabaja con grandes industrias como PepsiCo y Nestlé alrededor de todo el mundo. Además, prevé una ronda de financiación en julio de 2021 para alcanzar los 5 millones de euros. No suena muy exagerado, recordemos Heura consiguió 4 millones de euros de financiación a primeros de junio de 2021 gracias a sus más de 3.000 inversores que rondan entre los 18 y los 30 años.

Vía > Diarimes

¡Sé el primero en comentar!