¿Es peligroso comer embutidos de un envase hinchado?

¿Es peligroso comer embutidos de un envase hinchado?

Carol Álvarez

Algunos alimentos están destinados a ser hinchados, como las esponjitas de chucherías. Pero los alimentos envasados ​​no suelen ser uno de esos. Aún así, puede haber momentos en los que estemos en la tienda y veamos envases hinchados de carnes y embutidos. Debemos prestar atención a esta rareza, y por una buena razón.

En cualquier alimento envasado ya se encuentra algo de aire. Los diferentes tipos de envases de alimentos usan una cantidad diferente de aire según el alimento. Los alimentos perecederos como el queso y las salchichas normalmente se envasan con poco o nada de aire para evitar el crecimiento de microorganismos. Otros alimentos, como las patatas fritas, se envasan en una bolsa con aire adicional para preservar la textura y evitar daños. Eso es normal. Pero si un artículo se ha hinchado más allá de su tamaño esperado, convirtiéndose en un envase hinchado, es probable que se notes.

Aumento de microorganismos

Los envases hinchados no siempre significan que la comida que contienen es peligrosa para comer. Si vivimos en una zona de gran altitud, un paquete de comida puede hincharse porque la presión del aire dentro del paquete es más alta que la presión del aire ambiental afuera. En ese caso, la comida no está en mal estado.

Pero la mayoría de los envases hinchados se producen cuando los microorganismos que se encuentran en los alimentos perecederos producen gases, como el dióxido de carbono. Algunos de estos microorganismos hacen que los alimentos se echen a perder, y otros pueden incluso causar intoxicaciones alimentarias.

La hinchazón puede ocurrirle a todo tipo de alimentos. Sin embargo, los alimentos secos y con poca humedad, como las pasas o la crema de cacahuete, tienen muchas menos probabilidades de sufrir este desenlace. Esto se debe a que el contenido de humedad en estos alimentos está muy por debajo de lo que necesitan los microorganismos para crecer.

carne en envases hinchados

No consumir envases hinchados

Los expertos sugieren algunas prácticas de sentido común. Evidentemente, no compraremos ningún producto con envases inflados. Guardaremos los alimentos adecuadamente en las condiciones previstas. Y, por supuesto, evitaremos la exposición al calor extremo o la luz solar, que pueden dañar los envases de los alimentos. Miraremos siempre la fecha de caducidad del alimento antes de comerlo. Sobre todo, usaremos nuestro propio buen juicio.

Si el alimento tiene días o incluso semanas después de la fecha de caducidad impresa y el paquete está hinchado de una manera que no debería estar en su envase normal y original, siempre es una buena idea desechar dicho alimento por razones de seguridad.

¡Sé el primero en comentar!