¿Por qué los suplementos de creatina han subido el precio?

Si el pedido típico de creatina parece demasiado caro o no está disponible, no se trata de una pesadilla. Hay escasez de creatina y está afectando a los consumidores y a las empresas de suplementos. Las marcas ya no tienen stock disponible o sus precios casi se han duplicado en los últimos meses. ¿Cuál es el motivo?

Al igual que sucedió con el papel higiénico en las primeras semanas de 2020, la creatina está en el punto de mira. Antes de la pandemia, los suplementos ayudaron a impulsar un crecimiento constante en la industria de alrededor del cinco por ciento año tras año. Pero en abril de 2020, las ventas fueron un 44 % más altas que en el mismo período de 2019. Conforme los gimnasios cerraban y la salud se convertía en el foco de noticias, la gente compraba suplementos a un ritmo asombroso. Sin embargo, este frenesí tuvo un precio.

Una mayor demanda de productos como proteína de suero, multivitaminas y creatina, desafía la cadena de suministro de principio a fin. Para este producto en particular, la pandemia ha creado una escasez drástica. Como resultado, el precio de la creatina ha aumentado de manera constante, sin un final a la vista.

Casi el doble de cara

Aunque es difícil obtener cifras exactas, la suplementación con creatina es una industria mundial altamente rentable. Los deportistas la consumen a diario en forma de píldora o polvo para mejorar su rendimiento o su físico. Para los compradores, el quid de la cuestión es que la creatina debe tomarse a diario. Como tal, necesitan renovar sus abastecimientos personales regularmente.

Tal y como está la cosa, la escasez sigue vigente y anticipamos que la creatina será más difícil de comprar durante 2022. Para este suplemento, la escasa disponibilidad es un gran golpe. Aunque se vende de manera aislada, también es un ingrediente habitual en las mezclas de suplementación. Cuando la creatina misma sube de precio, es probable que también lo hagan los productos complementarios.

La creatina mantuvo un precio medio constante de aproximadamente 10 euros por kilogramo a principios de 2021. En la misma fecha, un año después, puede costar fácilmente hasta 24 euros por kilogramo. Y se espera que siga aumentando a lo largo del año. Los precios han aumentando rápidamente en los productos de creatina ya existentes. Aunque también lo han hecho algunos proveedores que luchan por proporcionar el suplemento, que son el resultado de nudos en la cadena de suministro. Esa cadena se extiende por la mayor parte del mundo y, aunque es muy eficiente cuando funciona sin problemas, se descarrila fácilmente por las crisis de salud.

Una gran parte del monohidrato del mundo es sintetizado y exportado por China. Las restricciones relacionadas con la pandemia, como las limitaciones de capacidad en las fábricas, estrechan el camino a través del cual el país suministra creatina a las marcas de suplementos occidentales.

Y, aunque algunas marcas empaquetan y venden productos de creatina a nivel nacional, el ingrediente básico, conocido como Creapure, es una patente internacional propiedad del fabricante alemán AlzChem Group. Las operaciones de AlzChem están en parte a merced de los rendimientos de los cultivos de China, por lo que una mala cosecha puede tener un efecto dominó significativo en el proceso en general.

hombre tomando creatina

No se alterará la calidad

Un colapso de la cadena de suministro internacional puede parecer una preocupación lejana para la persona que solo intenta tomar suplementación. Dicho esto, no hay nada de malo en preocuparse por algo más que la cuenta bancaria.

Aunque los consumidores tienen razón al preocuparse por la cantidad, se ha reforzado el control de calidad de los productos de creatina para que siga siendo tan firme como siempre. La calidad de un producto de creatina comprado en los Estados Unidos no se verá afectado por la escasez de ingredientes. Los fabricantes están obligados a seguir las políticas impuestas por la FDA. Las marcas deben probar y proporcionar evidencia de que el producto cumple con las especificaciones de seguridad.

Lo que sí es un riesgo es que los consumidores compren accidentalmente productos falsificados. Aunque esto ocurre en gran medida en regiones más remotas a las que los proveedores destacados luchan para realizar envíos. Así que si estamos buscando un polvo de creatina confiable o nuestro pre-entrenamiento favorito contiene una mezcla patentada, no debemos preocuparnos. La billetera puede recibir una paliza si consideramos que la creatina es una parte esencial de suplementos, pero el producto debería funcionar tan bien como siempre.

¡Sé el primero en comentar!